Para frenar el dólar, el Cental subió la tasa mínima de los plazos fijos

Economía

Con el objetivo de dar mayor impulso al ahorro en pesos, el Banco Central de la República Argentina elevó el rendimiento de los plazos fijos de hasta $1 millón al equivalente a 87% de la tasa de las Leliq. La norma regirá a partir del 1 de agosto de 2020.

De esta forma, el rendimiento de los plazos fijos minoristas en pesos será de 33,06% de tasa nominal anual, lo que equivale a una tasa mensual de 2,75% y una tasa efectiva anual de 38,47%.

Hasta hoy, la tasa de todos los plazos fijos se ubicaba en un 30% anual, es decir, el equivalente al 79% de lo que rinden las Leliq. Esto seguirá siendo así para aquellos que superen el millón de pesos.

“La suba de tasa es una buena señal considerando que las perspectivas de inflación y de tipo de cambio mostraban que las tasas quedarían muy rezagadas si se quedaban como estaban”, señaló el economista Martín Polo a Ámbito.

“La suba que hace el BCRA es acorde con el mayor dinamismo que tendrán los precios en agosto. Es más que nada una señal en un contexto en el que el Gobierno da pocas señales de un rumbo claro. Probablemente, la tasa esté muy cerca de la inflación de agosto”, añadió el analista.

No obstante, Polo consideró que lo mejor para los ahorristas que buscan quedarse en un plazo fijo no es el segmento tradicional sino el ajustable por UVA: “Se corre menos riesgo de pérdida real”, resumió.

“En la dirección correcta la suba de la tasa de interés que dispone el BCRA para los plazos fijos frente a la presión en la brecha y el aumento en las expectativas de inflación de los próximos meses. Pero se requiere además negociación exitosa de la deuda en dólares”, escribió en su cuenta de Twitter el director de la consultora EcoGO Federico Furiase.

La última vez que la autoridad monetaria conducida por Miguel Pesce había subido las tasas fue a fines de mayo, en medio de una fuerte presión alcista de los dólares alternativos (CCL, MEP y blue), que habían duplicado, en el caso del billete informal, el valor de la cotización mayorista.

En aquella oportunidad, el Central había elevado la tasa mínima para remunerar a las imposiciones en plazos fijos al equivalente a 79% (desde el 70%) de la tasa de política monetaria Leliq.

Significaba para los ahorristas, sin importar el volumen o razón social, una Tasa Nominal Anual de 30,02% (TNA) y una Tasa Efectiva Anual de 34,52% (TEA).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario