Para volver al diálogo, "el campo debería terminar con la propuesta ridícula del paro"

Economía

El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, dijo esta tarde que "hay que terminar con esta discusión ridícula del campo que ya lleva 90 días, pero para eso los dirigentes tienen que entrar en razón y deponer las medidas".

En declaraciones al canal C5N Fernández afirmó que "hay pocos sectores que se pueden dar el lujo de parar por 90 días" y agregó que "no puede haber diálogo si piensan que van a ganar o ganar como única posición".

El jefe de Gabinete indicó que "este problema debe solucionarse porque es el debate del futuro" y finalizó: "diálogo hubo y habrá siempre, y cuando la dirigencia del campo entienda que no se pueden imponer posiciones".

Fernández dijo también que "hay que entender que el gobierno no es la contraparte del campo" y afirmó que "me parece que algunos de los dirigentes se sienten presionados por las segundas líneas y entonces no dicen toda la verdad, por esa misma presión".

"Creo además -señaló- que algunos de esos dirigentes no tienen la suficiente calidad de conducción".

El jefe de Gabinete dijo asimismo que "fui el que más intentó dialogar, pero la verdad es que nunca me pasó algo como con estos dirigentes del campo porque dialogábamos y a las 24 o 48 horas decidían una nueva medida; así no se puede".

"Lo que yo creo es deben terminar con estas medidas insólitas que lo único que hacen es generar angustia y deben entender que el gobierno tiene otra misión, que es la de asegurar alimentos para el futuro", subrayó el funcionario.

En ese sentido Fernández opinó que "este es el comienzo de una escalada que va a durar unos 10 años; por eso la FAO está hoy debatiendo esto en Roma: el precio de los alimentos que van a subir", dijo al referirse a la Cumbre alimentaria de la que participó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Con respecto a si habrá una solución al tema del campo, el jefe de Gabinete dijo que "el gobierno ya ha puesto una agenda, lo que hay que discutir es qué queremos; este no es un problema de un centavo más o menos; las retenciones son una herramienta económica del gobierno; no son un impuesto".

Por último Fernández reiteró que "el 58 por ciento de los trabajadores rurales están informalizados y eso es grave" y agregó que "estamos perdiendo una gran oportunidad de discutir sobre el futuro y no por si van a ganar un poco menos"

Dejá tu comentario