Pasó la mejor semana del año

Economía

Siete ruedas atrás parecía que el destino de las blue chips era caer debajo de la línea de los 10k. Ahora, en cambio, el planteo pasó a ser si en siete ruedas más habremos o no de marcar nuevos máximos para el año. Huelga decir que para generar semejante cambio de visión acabamos de pasar por la mejor (en cuanto a la suba de precios) semana bursátil del año y, para ser más precisos, la mejor desde el 5 de noviembre de 2004, ya que los tres principales indicadores del mercado ganaron más de 3% (el NASDAQ 3,5%, el Dow 3,3%, y el S&P 3,1%. Si hemos de buscar algún argumento con qué explicar semejante ola de optimismo, en primer lugar podríamos apuntar al desplome del precio del petróleo que si bien sólo retrocedió 3,8% en la semana a u$s 46,8 por barril, parece haber abandonado la línea de los u$s 50. Junto con esto, la tasa a 10 años continuó su camino descendente para quedar el viernes en 4,11% y, por si esto no bastara, el dólar cerró en alza finalizando en 108,14 yenes y u$s 1,2561 por euro. Todos estos elementos, junto con los benignos números inflacionarios de abril, dieron pie para dejar de lado la temida palabreja "estanflación". ¿Significa todo esto que ya entramos en el mejor de los mundos? No. Primero, la economía parece no estar creciendo tanto como sería deseable, de hecho si el viernes el Dow sólo perdió 0,2% al quedar en 10.471,91 puntos, fue según algunos merced al poder "alcista" del vencimiento de los contratos de opciones (el volumen en acciones fue bajísimo: 1.300 millones de papeles en el NYSE y 1.500 en el NASDAQ). Segundo, el martes veremos las minutas de la Fed y el miércoles los números del PBI.

Dejá tu comentario