22 de marzo 2007 - 00:00

Pecado y pescado caro para la Semana Santa

Otro fracaso suma Guillermo Moreno en su pelea por controlar los valores de los productos que más impactan en el público y en su obsesión y la del Presidente, el Indice de Precios al Consumidor. A pesar del muy promocionado acuerdo que firmó con el sector pesquero, no logró frenar el clásico aumento en la merluza y el calamar, los dos alimentos tradicionalmente afectados por una mayor demanda en Semana Santa. Pactó con productores que vendan al mercado minorista a un precio que asegurara que la merluza llegara a los mostradores a $ 10 y el calamar a $ 3. Pero ayer en ningún comercio la primera se encontraba a menos de $ 15 y llegaba hasta $ 21 en el caso de los filetes, mientras que el segundo estaba a $ 5. Esos valores equivalen a una suba de más de 40% en relación con el año pasado.

Néstor Kirchner y Guillermo Moreno.
Néstor Kirchner y Guillermo Moreno.
Un solo día después de que el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, sugirió un valor de $ 10 para que se venda la merluza (anticipando un alto consumo típico de Semana Santa), en las pescaderías de Capital Federal se ofrecía a $ 21. Las asociaciones de consumidores aseguranque es difícil encontrar este producto a menos de $ 15 y que, de lograrlo, debe revisarse minuciosamente la calidad. En el mercado ahora se preguntan qué valor será tenido en cuenta ($ 10 o $ 21) en el cálculo del índice de precios minoristas, cuando Moreno vea la influencia que tiene este fuerte aumento del valor del pescado en la inflación.

A principios de este mes, la merluza se pagaba $ 13, es decir que registró un aumento de 30%, y con respecto al año pasado, la suba supera 40%. El martes, el funcionario suscribió un acuerdo con las cámaras pesqueras y advirtió que el filet de merluza no debería superar los $ 10 el kilo. Pero en distintos barrios porteños de clase media, hasta ayer se comprobó que se pide más del doble.

Algo similar ocurre con el calamar, que según Moreno debería costar $ 3 el kilo, pero se vende a más de $ 5 en barrios como Caballito, Flores, Almagro, Belgrano, Palermo y otros.

  • Mercado Central

  • Como parte de su ofensiva para frenar el alza de precios, el gobierno dispuso que el Mercado Central de Buenos Aires, ente concentrador de frutas y hortalizas, salga a posicionarse en carnes y pescados vendiendo esos productos a los «precios sugeridos».

    Según explicó a este diario Susana Andrada, del Centro de Educación al Consumidor, el acuerdo que Moreno hizo con el sector pesquero incluye un precio mayorista de $ 7,65 el kilo de merluza para que con una rentabilidad razonable de 30%, llegue a $ 10 a los comercios. «Cualquier valor que supere éste es abusivo. Nosotros aconsejamos que la gente espere y no lo compren», dijo Andrada.

    Pero en las pescaderías aseguran que aún no recibieron mercadería a los precios acordados por el gobierno. Y coinciden en el sector-pesquero, donde advirtieronque los productos a precios reducidos demorarán en llegar a los mostradores hasta después del fin de semana.

    Así lo indicó el presidente de la Cámara de la Industria Pesquera Argentina, Mariano Pérez, quien recordó que «hoy se está vendiendo el filet de merluza a $ 14 y es difícil que de la noche a la mañana baje». Confirmó que a través del texto firmado con el gobierno «se acordó que el filet de merluza se venderá a $ 7,65 al sector minorista y el calamar costará $ 2,54».

    Dejá tu comentario

    Te puede interesar