Tras la fuerte medida de Joe Biden de liberar las reservas de petróleo, China y la OPEP advierten por las consecuencias

Economía

China, el mayor importador mundial de petróleo no se comprometió a liberar crudo de sus reservas. La OPEP advierte al Presidente de EEUU por el superávit que podría generar si los productores toman la medida en conjunto.

China, el mayor importador mundial de petróleo, no se comprometió a revelar si liberará crudo de sus reservas, como le pidió Joe Biden, mientras que fuentes de la OPEP dijeron que la acción estadounidense no ha hecho que el grupo de productores cambie de rumbo.

El martes, el gobierno del presidente estadounidense, Joe Biden, anunció planes para liberar millones de barriles de petróleo de sus reservas estratégicas en coordinación con grandes naciones consumidoras como China, India y Japón, para tratar de enfriar los precios. Estados Unidos ha hecho el mayor compromiso para una liberación de reservas de 50 millones de barriles de ventas preaprobadas junto con préstamos al mercado, pero sin China la acción tendría menos impacto.

Los rumores de una acción coordinada hicieron bajar los precios del crudo antes del anuncio de Estados Unidos, pero el mercado internacional subió más de un 3% el martes, cuando Washington confirmó que usaría su reserva estratégica y el mercado carecía de claridad sobre las intenciones de China.

Ahora además de China, la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) se pronunció al respecto y advirtió por las consecuencias de la medida. La OPEP estima que la liberación de petróleo de las reservas de las principales naciones consumidoras liderada por Estados Unidos exacerbará un superávit en el mercado global en 2022 en 1,1 millones de barriles por día (bpd), dijo una fuente del grupo.

El panel prevé que el mercado del petróleo tendrá un superávit de 400.000 bpd en diciembre, y que el excedente se expandirá a 2,3 millones de bpd en enero y a 3,7 millones de bpd en febrero si las naciones consumidoras siguen adelante con sus planes de liberar reservas, dijo la fuente bajo condición de anonimato. Estados Unidos dijo el martes que liberaría hasta 50 millones de barriles de petróleo de sus reservas de emergencia, en coordinación con otras inyecciones de crudo de Reino Unido, China, India, Corea del Sur y Japón, con el objetivo de enfriar los precios después de que la OPEP+ ignorara los pedidos de bombear más crudo.

La demanda de combustible colapsó a principios de la pandemia, pero ha resurgido este año y los precios del crudo han subido, avivando una inflación más amplia.

Biden, que se enfrenta a bajos índices de aprobación antes de las elecciones del Congreso del próximo año, se sintió frustrado después de que la OPEP+ ignoró sus repetidas solicitudes de bombear más petróleo. Los precios minoristas de la gasolina en Estados Unidos han subido más de un 60% en el último año, su tasa de aumento más rápida desde 2000.

La OPEP+, que incluye a Arabia Saudita y otros aliados de Estados Unidos en el Golfo, así como Rusia, se reunirá nuevamente el 2 de diciembre para discutir la política.

El grupo está monitoreando si los mercados petroleros están equilibrados, dijo el miércoles el ministro del Petróleo de Irak, Ihsan Abdul Jabbar, agregando que el grupo necesita estudiar los datos más recientes antes de tomar decisiones sobre el suministro.

Los precios del petróleo cotizaban con pocos cambios el jueves, mientras los inversores observaban cómo los principales productores respondieron a la liberación de petróleo. Los futuros del Brent ganaban 7 centavos a u$S82,32 dólares el barril. En tanto, el contrato WTI bajaba 12 centavos, o un 0,2%, a u$S78,27 el barril.

Temas

Dejá tu comentario