Petroleros ratifican paro y no está asegurado el abastecimiento en Semana Santa

Economía

Los trabajadores petroleros del norte de Santa Cruz rechazaron la propuesta del Gobierno nacional para acordar mejores condiciones laborales con las empresas del sector y ratificaron la huelga.

Enterado de eventuales despidos, el gobernador, Daniel Peralta, le pidió a los trabajadores que "reflexionen" para salir del "estado de anarquía" en el que están inmersos "poniendo en juego miles de puestos de empleo y provocando una pérdida irreparable a la provincia".

La situación pone en riesgo el aprovisionamiento de crudo a las empresas refinadoras y amenaza el abastecimiento de combustibles en gran parte del país, dado que del norte de Santa Cruz se extrae el 20 por ciento del petróleo consumido en toda la Argentina.

En medio de un conflicto que ya lleva 19 días y le provocó una pérdida de 50 millones de pesos a la provincia en concepto de regalías, los operarios volverán a reunirse este miércoles al mediodía para decidir cómo continuarán mientras crece la interna gremial.

Como primera medida para comenzar a rever la decisión de continuar con el paro, los operarios reclaman la renuncia del secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Santa Cruz, Héctor Segovia, y en segundo lugar piden a las empresas que sean "flexibles" para negociar.

Unos 1.800 trabajadores, encabezados por 130 delegados díscolos a la conducción de Segovia, realizaron una asamblea durante la mañana de este martes sobre la ruta provincial 12 en el ingreso a Cañadón Seco, al norte de Santa Cruz.

La asamblea estuvo encabezada por el secretario adjunto Rubén Retamozo (ex segundo de Segovia), quien explicó en detalle los resultados de la extensa reunión que él mantuvo el lunes con la viceministra de Trabajo, Noemí Rial, y representantes de las empresas en Buenos Aires

Rial firmó una resolución -consensuada con las empresas- con la que dispuso el pago del diez por ciento de aumento por sobre el sueldo neto de un trabajador, que será cobrado con el nombre de "adicional compensatorio Convenio Colectivo de Trabajo 2011", mientras continúan las negociaciones.

Pero, al término del asamblea, los petroleros votaron el rechazo a la resolución del Ministerio de Trabajo y argumentaron que "no quieren imposiciones", por lo que determinaron continuar con la media de fuerza.

Es la segunda vez que los trabajadores rechazan una oferta, dado que Segovia ya había acordado una suma fija de 25 mil pesos para todos los operarios, pero las bases lo descartaron porque no era remunerativos.

Retamozo explicó que los trabajadores quieren que Segovia "de un paso al costado.

"En el Ministerio de Trabajo nos dicen que acá hay una interna y no es así, acá hay un enojo muy grande, sacan una resolución cuando realmente se esperaba que negocien algo para los trabajadores", dijo Retamozo.

El sindicalista señaló que Segovia fue convocado por Rial "pero estuvo en otro piso, no quiso participar de la negociaciones y por eso el ministerio sacó una resolución" que no fue consensuada con los trabajadores.

Durante la asamblea, se aprobó una moción para que se pida a la Nación que mande un veedor de tal modo que corrobore la situación en la que se encuentran los trabajadores.

Tras conocerse los resultados de la asamblea, el gobernador Daniel Peralta pidió reflexión y que depongan la postura a los trabajadores.

"La anarquía sólo le hace el juego a los que trabajan para desestabilizar" advirtió y agregó que la continuidad del paro "pone en riesgo a miles de puestos de trabajo".

Peralta aseguró que la medida de fuerza "está cercana a la ilegalidad, produce una pérdida multimillonaria al país y a la provincia un daño irreparable".

"Esto es insostenible, no puede segur así", dijo el mandatario e insistió en que "hay un estado de anarquía que no va a conducir a nada y lo que va a hacer es profundizar la diferencia y poner en riesgo a sus propios puestos de trabajo".

"Tienen que tomar una determinación y establecer un mecanismo que nos permita a nosotros ayudarlos. Pero cada vez es menos el margen que tenemos para eso y cada vez es mayor la diferencia que se hace porque la anarquía no conduce a nada, solo le hace el juego a los que están para desestabilizar", dijo Peralta.

En esta situación, "se mantiene paralizada a la economía de la provincia, se hacer un daño a la economía del país y por sobre todas las cosas ponen en riesgo la personería gremial porque así se van a quedar sin ninguna protección legal", recalcó.

Dejá tu comentario