9 de abril 2008 - 00:00

Pilar: paralizaron una polémica obra

La foto muestra la excavación en el barrio Los Mirasoles (Km 50 de Acceso Norte); allí se estaba construyendo una torre de 150 oficinas y 700 cocheras, en medio de casas bajas y parques.
La foto muestra la excavación en el barrio Los Mirasoles (Km 50 de Acceso Norte); allí se estaba construyendo una torre de 150 oficinas y 700 cocheras, en medio de casas bajas y parques.
Humberto Zuccaro, intendentede Pilar, anuncióayer la suspensión «sine die» de una polémica obra que él mismo había autorizado hace algunos meses. Se trata de la torre de oficinas Downtown Pilar, que había comenzado a erigirse a unos 300 metros del Acceso Norte, sobre la calle Chubut, única salida de la zona conocida como Los Mirasoles y de varios barrios cerrados de ese partido bonaerense. Además, sería un « mamotreto» de veinte metros de altura en medio de una zona conformada exclusivamente por casas de una y dos plantas.

El anuncio fue realizado en conjunto por Graciela Olivera, directora de Asuntos Legales del municipio de Pilar, y por su hermano Carlos Olivera, jefe del bloque kirchnerista (oficialista) del Concejo Deliberante.

La funcionaria reveló que el intendente había hecho una presentación «espontánea» ante la Justicia, a fin de que decida si la autorización dada al grupo Downtown Desarrollos para edificar una torre viola o no la Constitución de la provincia de Buenos Aires. También pedirá que se investigue si -tal como insinuaron algunos medios-se habían producido «irregularidades» en el otorgamiento de esa licencia.

El anuncio se realizó sólo ante medios locales. Los vecinos aducen que «la calle Chubut ya está colapsada; si se le agrega esa torre, se hará totalmente imposible transitarla».

El proyecto prevé levantar una torre de cinco pisos, que albergará 150 oficinas y casi 700 cocheras; el permiso se otorgó en el marco de la Ordenanza 290/03, sancionada pocos días después de que Zuccaro asumió su cargo en Pilar, y que delega en el intendente facultades de otorgar permisos de construcción. Sin embargo, la Constitución provincial prohíbe taxativamente esta clase de « delegaciones», por lo que -aseguran los vecinos consultados-la norma sería ilegal.

  • Apuntalamiento

    A pesar de lo anunciado en conferencia de prensa, las obras seguían avanzando, al menos hasta ayer por la tarde. En diálogo con este diario, Fernando Bonelli, del grupo desarrollador, dijo que « seguiremos trabajando al menos 48 horas más, para apuntalar unas losas de hormigón; de lo contrario, se corre el riesgo de deslizamientos de tierra y derrumbes».

    La decisión de suspender la construcción hasta que la Justicia se expida sobre la legalidad de la ordenanza llegó más por presión de los vecinos que por algún cuestionamiento interno que se hubiera producido en el gobierno de Pilar. De hecho, el viernes pasado Zuccaro, al dejar inauguradas las sesiones del Concejo Deliberante, volvió a defender el permiso en su discurso. Para apoyarlo, dicen quienes no lo quieren, llevó unos 400 « militantes»; serían los mismos que se habían encolumnado detrás de él tres días antes para marchar a Plaza de Mayo y escuchar a Cristina de Kirchner. Como curiosidad, vale el dato que era el 1 de abril (y no el viernes 4) el designado para dar inicio al período legislativo en Pilar, pero el intendente privilegió su presencia en Plaza de Mayo...

    Por su parte, el Olivera varón anunció que -a pesar de que la primera sesión ordinaria está citada para mañana hoy habrá una sesión extraordinaria en el Concejo Deliberante con el único propósito avalar la decisión de Zuccaro de paralizar las obras en Downtown Pilar. Cabe apuntar, además, que Zuccaro -como muchos otros «K» de la primera hora-había sido ferviente duhaldista en una encarnación anterior.

    En lo que hace al grupo constructor, Bonelli sostuvo que se trata de un emprendimiento familiar. «Teníamos una metalúrgica en San Nicolás, que le vendimos a Acíndar hace dos años; una de las inversiones que encaramos fue ésta, y creemos haber cumplido con todo lo que nos pidió la intendencia», dijo.

  • Dos proyectos

    Este grupo anunció inversiones por u$s 100 millones en dos proyectos separados por un kilómetro. Uno es el ahora paralizado por orden de Zuccaro, que tendrá una segunda etapa en la que -prometenharán otra torre similar (esta vez sobre la colectora). El otro está en el Km 51,5, sobre 14 hectáreas que iban a convertirse en un cementerio privado, y cuya propiedad se atribuía a empresarios ligados con la UCR.

    Las dificultades de Downtown Desarrollos y sus socios habrían comenzado con la imposibilidad de concretar la compra de Torres del Sol, aledaño a su proyecto y uno de los tres centros comerciales que se agrupan en el Km 50 del Acceso Norte. Las versiones indican que la familia propietaria habría decidido no vender, tras largas negociaciones.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar