Polémica por los alquileres: dicen que suben hasta 100%

Economía

A principios de 2005 que los precios de los alquileres dejaron la estabilidad y comenzaron a incrementarse, dificultando a aquellos que tenían que renovar contrato. En la actualidad, esta situación despertó polémica ya que desde la Unión Argentina de Inquilinos (UAI) dicen que los aumentos llegaron hasta más de 100% mientras que en la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA) aseguran que subieron entre 20% y 30%.

Los precios de los alquileres están a la vista, sólo es necesario acercarse a la vidriera de cualquier inmobiliaria y se podrá observar que, por ejemplo, un departamento monoambiente en la zona de Belgrano, Palermo o Recoleta (algunos de los barrios más requeridos) el precio no baja de los 700 y 800 pesos más gastos.

De acuerdo con lo dicho por Radamés Marini, presidente de la UAI, «renovar un alquiler tiene un costo de entre 70% y 100% más que en el contrato inicial, pero hay casos en los que se detectó 145% de incremento en el nuevo contrato». «Este tipo de aumentos -agregó- es una usura y una extorsión porque el inquilino tiene que, de golpe, ponerse a averiguar por una nueva vivienda y calcular si le sale más económico pagar el aumento o mudarse en muy poco tiempo».

Para terminar con el problema que denuncia Marini, «tiene que haber un organismo del Estado que regule estos abusos. En Europa subsidian la demanda y en Estados Unidos la oferta, pero acá no pasa nada».

En el otro extremo de la polémica se encuentra Hugo Menella, presidente de la CIA, quien asegura que «los alquileres en los últimos años no se incrementaron más de 100% y ahora se está registrando un aumento de 25%. Hay que tener en cuenta que los departamentos tienen un atraso de dos años y el valor puede ser 50% menor a los que se manejan en la actualidad». Son viviendas «atrasadas» porque el contrato se firmó hace 24 meses y se respetó el precio de aquel momento, menor al actual.

Para el titular de la Cámara, «en 2006 empezaron las renovaciones de los contratos en las que se sinceraron los precios respecto del atraso de 2004, cuando los costos estaban congelados. En 2007 los contratos se renuevan con 27 meses de atraso y son los que en aquel momento apenas tomaron el aumento registrado en 2005».

  • Sin techo

    No obstante esto, es cierto que en algunas zonas los alquileres se han disparado a precios más elevados que la media, como es el caso de Puerto Madero, en donde los especialistas dicen que allí los «alquileres no tienen techo». Sin embargo, es una minoría si se lo compara con el resto del mercado, que tiene una preponderancia de la clase media.

    De acuerdo con las mediciones realizadas por la CIA, en el período comprendido entre 2001 y 2006 el incremento total de los alquileres es de 85% algo que Menella considera como «razonable porque es el producto de la economía y de la natural revalorización de las propiedades».

    Al margen de la polémica, José Rozados, de la consultora Reporte Inmobiliario, coincidió con Menella al asegurar que los alquileres «aumentaron en promedio 25%». «En términos generales, si se comparan los precios de hace dos años para un departamento de 3 ambientes en Capital Federal y la oferta actual para una renovación (que es la alternativa para los que, en un principio, no tienen planeado mudarse), está en el orden de arriba de 25%. Es decir, a principios de 2005 se podía acceder a un departamento usado en Caballito, de 3 ambientes pagando 700 pesos, hoy es de aproximadamente 900 pesos», ejemplificó Rozados.

    Para el inmobiliario, una manera de controlar el aumento es que aparezca una oferta departamental alternativa. Es que la mayoría de los que buscan alquilar lo hacen en Palermo, Belgrano y Caballito, lo que produce un importante incremento de los precios en esos barrios. Si se diera con otra opción habría más opciones para los que no puedan afrontar los nuevos precios.
  • Dejá tu comentario