Precios de alimentos: asume hoy Feletti y convoca a empresarios

Economía

El primer paso será de “diálogo y consenso”, anticipó. Sin embargo, considera que hay sectores alimenticios “monopólicos” donde se necesita “regulación pura y dura”.

Tras un fin de semana largo con nuevos cambios dentro del Gobierno, hoy asume el flamante secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti. En un contexto de mejora en los ingresos y aceleración de la inflación, convocará al sector empresario para discutir costos y márgenes de ganancia en el sector alimenticio. Una de sus medidas inminentes se espera que sea la renovación del programa Precios Cuidados, que venció la semana pasada.

El objetivo de máxima de Feletti, que considera “difícil” de cumplir en el corto plazo, es que “el pueblo pueda ir a una góndola y elegir los productos que le gustan”, según explicó en una entrevista en el canal C5N. El exviceministro de Economía de Amado Boudou considera que “el acceso a los alimentos y la energía tienen que ser una cosa garantida”.

En reemplazo de Paula Español, Feletti asume en un contexto donde el Gobierno se decidió a reforzar la política de ingresos para impulsar el consumo interno, primero con paritarias y luego con transferencias directas y planes de empleo. Sin embargo, en este contexto creció el consumo en supermercados, pero también los precios: este jueves se conocerá el dato de inflación de septiembre, que mostrará que la desaceleración se frenó por el impulso de los alimentos, según estiman consultoras privadas. Feletti buscará impedir que esas mejoras se la lleven “3 o 4 vivos”, dijo al citar la frase de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

La definición inminente de Feletti será la de su equipo. Los dos subsecretarios que dependían de Español dejarán el cargo. Al cierre de esta edición, el flamante Secretario tenía “preseleccionado” a su equipo, pero todavía no los oficializó. Una medida rápida deberá ser cerrar el acuerdo de Precios Cuidados, que venció la semana pasada, e ir preparando las resoluciones para la aprobación de la ley de etiquetado frontal en el Congreso.

Como línea de trabajo, Feletti buscará “bajar el peso de la canasta básica alimentaria en los salarios”, para que el resto pueda ser utilizado en otros bienes, y así lograr dinamizar el consumo interno. En la actualidad, el salario mínimo es de $32 mil, mientras que una canasta alimentaria supera los $29 mil. Para llegar a este objetivo, Feletti convocará a empresarios, buscará un pacto social, y profundizará los controles.

La convocatoria a empresarios incluirá a las grandes cámaras, pero también a pymes, al campo, a productores y comercializadores. Feletti se autodefine como un “peronista racional de diálogo”, por lo que el primer paso será intentar llevar adelante un “pacto social”, para “achatar” la curva de precios de alimentos. Lo que les pedirá es “no victimizarse y hablar con la verdad en la mano”. Entre los temas a conversar, anticipó, estarán los costos, los márgenes de ganancia y la posibilidad de ampliar la producción.

Feletti considera que los empresarios también son “responsables el común equilibrio social”. Desde el sector privado aseguraron a Ámbito que todavía no fueron contactados. “Sabemos que es inminente, esta semana va a ser muy movida”, afirmó una fuente del sector.

Herramientas

Si bien el primer paso será de “diálogo y consenso”, Feletti anticipó que los acuerdos serán acompañados con regulaciones, fiscalizaciones de manera territorial, y otras herramientas que tiene la Secretaría, como la ley de abastecimiento. En una de las entrevistas radiales que brindó este año consideró que las mesas de diálogo “fracasaron” debido a que hay “sectores monopólicos con posición dominante”, por lo que los acuerdos debieron ser complementados con otras medidas, como fue el cepo a las exportaciones de carne. “Ahí hay que establecer regulación pura y dura”, aseguró en Radio la Red hace unos meses.

En esa entrevista, tildó a la grandes empresas alimenticias de tener una “actitud extorsiva” hacia el Gobierno, porque saben que el Estado “va a cubrir” esas necesidades. Solo la Tarjeta Alimentar implicó este año una inyección estatal al sector privado de $250 mil millones. Por eso sumarán a las mesas de negociación también a las pymes.

Dejá tu comentario