Empresarios del sector alimenticio piden por el fin de Precios Máximos

Economía

Argumentan que desde su lanzamiento en marzo tuvieron incrementos en los costos y pérdida de rentabilidad. Advierten por crisis en algunas ramas.

La pandemia trajo incertidumbre. En rigor, la profundizó. A comienzos de año, en marzo, y por temor a un posible desabastecimiento y también a reacciones especulativas, el Ministerio de Desarrollo Productivo decidió poner un tope al valor en góndola de los alimentos mediante “Precios Máximos”. El programa ostentaba (y aún tiene) un alto nivel de cumplimiento, pero los empresarios de esa industria piden ahora su finalización. Argumentan aumento de los costos, pérdida de rentabilidad y crisis en algunas ramas.

“Estamos pidiendo que levanten Precios Máximos porque venimos muy atrasados en la actualización de costos. Tenemos listas de precios de un dólar a $59 cuando está cotizando casi a $80”, dijo a Ámbito el empresario y referente de la UIA Martín Cabrales. En este sentido, agregó que “el retraso es del 25%, pero sabemos que un eventual aumento no puede ser mayor a un dígito porque el consumo podría resentirse”.

Hace quince días, mediante una resolución de la Secretaría de Comercio, el Gobierno extendió la vigencia del programa hasta el 31 de octubre. Pero en la última semana se intensificaron los intercambios con el sector privado y se abrió una ventana para que dentro de ese marco se pueda consensuar un aumento en los precios de los alimentos. Los empresarios apuestan a que esto se pueda concretar en el transcurso de septiembre.

En el sector privado señalan que desde marzo los alimentos aumentaron entre un 2% y un 4%, mientras que firmaron paritarias de hasta un 27%. También argumentan que la logística se encareció un 23% y remarcan que la pandemia trajo costos extras por el personal licenciado, por el transporte de los trabajadores y los protocolos sanitarios.

Desde la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios señalan que comprenden la situación de emergencia, pero remarcan que después de seis meses es necesario buscar una salida ordenada. “Proponemos discutir una ampliación de Precios Cuidados, que es un contrato con pautas y revisión de costos. Ya hay muchas empresas que han manifestado su voluntad de sumar productos a ese programa”, dijo a Ámbito su presidente, Daniel Funes de Rioja. En este sentido, Cabrales agregó que “en la transición se podrían ir achicando la cantidad de productos que comprendidos por Precios Máximos. Sobre todo aquellos que no son esenciales”.

Desde el Gobierno también señalaron que la intención es avanzar hacia programas consensuados. “Precios Máximos fue una herramienta aplicada ante la emergencia por la pandemia”, dijo Kulfas el mes pasado durante una charla que brindó ante empresarios.

La diferencia pareciera centrarse en los tiempos. “Hay que buscar un mecanismo diferente. Seguir así es generar una crisis en la industria, necesitamos actualizaciones”, dijo a Ámbito Gustavo Ídigoras, presidente de la Cámara de la Industria Aceitera. A su vez, agregó que “los insumos han aumentado mucho y el Gobierno no controla a esos proveedores”.

En tanto, Alberto Fernández acelera gestiones con empresarios y sindicalistas para la conformación de un Consejo Económico y Social. Apuntan a que este sea en el futuro el escenario natural para dirimir precios y salarios.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario