San Valentín, llegó con precios por las nubes y menos ventas: la inflación mata al amor

Economía

Un estudio dl Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM) reveló un aumento de precios de más del 100% respecto al 2020, con una fuerte caída de las ventas y disminución en las reservas gastronómicas.

Un estudio realizado por el Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM) reveló un duro incremento de precios de hasta el 150% en los productos habituales de consumo para San Valentín. Comerciantes aseguran que la inflación impactará en las ventas y una disminución del 40% en las reservas gastronómicas respecto a la pre pandemia.

El relevamiento detalla que hasta el momento las ventas y las reservas para la celebración de este lunes registran una baja de entre un 25 y un 40% con respecto a la misma fecha del 2020, previo a las restricciones impuestas por la pandemia de Covid 19. A su vez, el informe detalla que el incesante proceso inflacionario ha modificado ostensiblemente los hábitos para los festejos de este año.

Consumo

Al respecto, el informe determinó que en este 2022, habrá una merma en los regalos muy marcada. En primer lugar, sobre el total de los encuestados que reconocieron festejar (70%), sólo el 35,3 % reconoció que celebrará el día de San Valentín bajo los mismos hábitos de siempre, mientras que lo sorprendente es que hay un 64,7% que afirmó que este año va a celebrar prácticamente sin hacer gastos.

Además, el estudio destaca que el 92% de quienes modificaron su conducta, lo han hecho por primera vez y como consecuencia de los incrementos de precios en todos los rubros. El total del estudio observó una reducción promedio del 24,7% en las ventas de regalería a nivel general, incluyendo todos los artículos relevados, y de un 40,7 % en las reservas gastronómicas para disfrutar de una cena romántica.

Sobre el 35,3% de quienes reconocieron que festejarán como siempre lo han hecho, el trabajo detalla que el 85,7 % son jóvenes de entre 18 y 30 años, mientras que del total del 64,7 que cambiaron sus hábitos, el 92 % son personas de entre 31 y 60 años. “Si bien, esa proporción siempre ha sido así, este año se observa mucho más marcada por la suba de precios y por la pérdida de poder adquisitivo”, explicó Calvete.

BILLETERA VACIA.jpg

En ese aspecto, el directivo basa sus dichos en un trabajo del mismo organismo que midió la suba del índice de precios al consumidor. Con esos números, Calvete consideró que “quienes tienen una familia con hijos ya no pueden gastar tanto para una celebración en pareja”.

Según el trabajo, una cena promedio para dos personas oscila los $5000 y si lo quieren hacer en familia, el valor se ubica entre $6000 y $8000, dependiendo del reducto gastronómico y de la zona. En el caso de los regalos, el valor de los perfumes importados está entre $7000 y $15000, valores que resultan inaccesibles para la media de los trabajadores. Lo mismo ocurre con las cadenas, dijes, aros y anillos del oro y plata, cuyos valores se ubican hasta un 300 % por encima de lo que valían en 2020.

La devaluación del peso en los últimos años ha hecho que la gente se vea imposibilitada de acceder a obsequios importados o de marca que antes eran muy comunes para regalar en estas fechas. Así, en el 85,5% de los casos, las categorías más elegidas son los habituales osos de peluche (28%), flores (25%) y chocolates o bombones (17,5%), libros(15%), mientras que sólo el 14,5 de los encuestados se volcarán a perfumes(8%) y salidas o cenas románticas (6,5%).

Medios de pago

Por su parte, INDECOM observa que “las operaciones ya concretadas, reflejan que durante los últimos 23 meses, a raíz de la pandemia, la gente se ha familiarizado mucho con las ventas por internet y que eso, nuevamente, será muy notable para esta fecha, dando un crecimiento sostenido a las operaciones de ese tipo que proyectan en promedio un 60 % más de transacciones que hace dos años atrás”.

En cuanto a las formas de pago, las operaciones relevadas ya muestran que, “como todos los años, en promedio, el 40 % de los consumidores abonan con tarjetas de crédito, de los cuáles un 90% lo hacen en cuotas, el 35 % lo paga con tarjetas de débito o a través de plataformas de pago online y el 25 % restante utiliza efectivo”.

Finalmente, Miguel Calvete señaló que “si bien en las próximas horas puede haber una suba importante en las ventas y en las reservas, la baja es inevitable y ya se marca como una tendencia casi irreversible para todas las celebraciones del año”.

Dejá tu comentario