19 de diciembre 2000 - 00:00

Promueven un registro de ofertas

Autoridades municipales de Bariloche instaron a los propietarios de viviendas particulares ofrecidas en alquiler temporario a inscribirse en el Registro de Casas de Familia, único archivo en el que figuran las viviendas habilitadas para brindar servicios turísticos.
«Es importante que antes de alquilar una propiedad los turistas confirmen que la vivienda está habilitada por la Municipalidad. A veces es preferible pagar un alquiler levemente superior, antes que ser defraudado», advirtió José Vera, titular del área de habilitaciones turísticas de la Municipalidad de Bariloche.
A diferencia de la composición de la oferta de los complejos de cabañas, el segmento de las casas de alquiler temporario está integrado por viviendas de residencia permanente. Por ello, poco antes del comienzo de la temporada, quienes deciden colocar su vivienda en el mercado de alquileres se trasladan a otra propiedad o toman vacaciones en otra localidad del país o el exterior y dejan su casa totalmente equipada para la radicación de los inquilinos.

Baja calificación

Sin embargo, al no figurar en los registros oficiales de la oferta turística la calidad de estas viviendas, difícilmente puede ser controlada por las autoridades municipales, situación que propicia el surgimiento de una oferta de baja calificación. Asimismo, pese a la retracción que registra la demanda, los propietarios se muestran contrarios a modificar los precios de locación: «En general, las contraofertas hacen caer el precio inicial ofertado entre 15 y 20 por ciento, pero la negociación se torna muy difícil», sostuvo el operador Alberto Denna. Por eso, los agentes consultados confían en que «los precios se vayan adecuando a la evolución de la demanda».
M.S.

Dejá tu comentario

Te puede interesar