"Puede tardar dos años renegociación de deuda"

Economía

«La reestructuración de la abultada deuda de la Argentina con acreedores privados podría tardar hasta dos años ante la falta de antecedentes comparativos y la complejidad del tema», dijo ayer un ejecutivo de la calificadora de riesgo Moody's Latin America.

Un acuerdo final «podría llevar de uno a dos años, sobre todo pensando en la experiencia de otros países con reestructuraciones mucho más simples que el caso argentino, como Ecuador o Uruguay», dijo Mauro Leos, vicepresidente del área bancos y riesgo soberano de la calificadora.

Este plazo dista mucho del optimismo del gobierno, que espera poder cerrar la operación de reestructuración de la deuda en default, por u$s 88.000 millones y en manos de privados, antes de que termine 2004.

Uruguay fue más ordenado y, en abril de 2003, el gobierno de Batlle, tras apenas dos meses de negociaciones, culminó una reestructuración de unos 5.200 millones de dólares, sin entrar en cesación de pagos.
«Va a resultar un proceso prolongado. Teniendo en cuenta que el default se declaró en 2001, y hasta ahora no han comenzado las negociaciones, el tema va a resultar complejo y no va a ser rápido», agregó Leos.

• Acceso limitado

«Pensamos como muy probable que, cuando ya se inicien las negociaciones, la propuesta incorpore elementos adicionales a los contemplados en Dubai. Sin embargo, en términos generales, va a estar relativamente cercana al espíritu de lo ya planteado», explicó el representante de Moody's Latin America.

Agregó que
«la Argentina necesita una quita significativa. Será superior a la que se ha registrado en otros casos, el último como Ecuador con una quita de 40%. Lo que se va a dar en el caso argentino es claramente una quita superior a 50%».

La economía argentina se recupera más rápido de lo previsto, y algunos pronósticos creen que crecerá casi 8% para 2004, desde un avance de 8,7% en 2003 y tras una profunda caída de 10,9% en 2002. «El país va a tener que acostumbrarse a caminar, por un período de tiempo, con un acceso limitado al financiamiento externo», añadió el ejecutivo.

Dejá tu comentario