La suba de tarifas podría implicar remarcaciones del 10%, advierten pymes industriales

Economía

La Secretaría de Energía publicó los aumentos para empresas de hasta 73% en electricidad. Pymes anticipan mayor presión sobre la inflación. Piden segmentación, subsidios o dividir las subas en tramos.

En medio de las audiencias públicas de luz y gas, y tras conocerse el dato de inflación interanual más elevado de los últimos 30 años, las pymes industriales adviertieron por el impacto en precios que traerá la suba de tarifas de electricidad de hasta 73%. Cámaras industriales piden al Gobierno sumarse a la segmentación, dividirlo en tramos u obtener subsidios. Sino, anticipan que habrá remarcaciones en góndola por hasta 15%.

El martes de esta semana, día en que comenzaban las audiencias para que se avance en el segundo aumento del año para los hogares, la Secretaría de Energía publicó los nuevos cuadros tarifarios para las industrias. Las subas en electricidad serán de entre el 58 y el 73%, según los servicios de baja, media o alta tensión, para las empresas que se abastecen de Edenor y Edesur.

Las industrias entraron en alerta. Desde la Asociación de Empresarios Nacionales para el Desarrollo (Enac) advirtieron que esta suba impactará en los costos, y significará un traslado a precios de entre 5 y 10%. En tanto, la entidad Industriales Pymes Argentinas (IPA) consideró que los aumentos en góndola podrían ser de entre 10 y hasta 15%. Este jueves, el Indec informó que la inflación fue del 6% en abril, acumula 23,1% en el primer cuatrimestre y llegó al 58% interanual, el dato más alto desde 1991.

Este jueves, desde IPA enviaron una nota a la Secretaría de Energía, a cargo de Darío Martínez, para pedir dos posibles soluciones: una podría ser la segmentación, que el Ministerio de Economía hará para los hogares, para que la aplique también entre pequeñas y grandes industrias. Otra alternativa será que se pueda pagar “escalonado” en varios meses, “para que el fuerte impacto se diluya y no pegue tan fuerte”, aseguró Daniel Rosato, titular de IPA, en diálogo con Ámbito.

Consultado acerca de qué respuesta ve más viable, consideró que dividir el aumento en tramos podría hacerse directamente, a diferencia de una segmentación. “Un aumento del 70% significa un 10% directo en la góndola, es fuertemente inflacionario”, afirmó. En tanto, un sector del Gobierno considera que la ponderación de la energía en el total de los costos es baja. El año pasado, mientras que los hogares tuvieron las tarifas prácticamente congeladas, también las empresas tuvieron subas en electricidad de alrededor del 70%.

Entidades como la Unión Industrial Argentina (UIA) también pidieron intervención del Gobierno, pero por la vía de los subsidios. Así lo aseguró Alberto Calsiano, jefe de departamento de Energía de la UIA, durante la realización de la audiencia pública: “La industria pagó el mayor precio de la energía eléctrica en el tiempo. Solicitamos reducir hasta eliminar la dispersión del precio del mercado mayorista. Respetar el marco legal y asignar subsidios al sector más vulnerable, incluyendo a las pymes”.

Otras entidades pymes directamente solicitan al Gobierno que no aplique aumentos en tarifas para los hogares. Una solicitada que se publicó esta semana en los diarios fue firmada por asociaciones como ENAC o Apyme (Asamblea de Pequeños y medianos empresarios). Reclaman “revisar a fondo los costos de producción de gas y de generación de electricidad”, aseguraron que las energéticas tuvieron “ganancias extraordinarias por la dolarización de los precios del gas y electricidad”, lo que significó una “transferencia de recursos desde la ciudadanía y el aparato productivo a un puñado de empresas”.

Reuniones Gobierno-UIA

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, armó una mesa de trabajo con Daniel Funes de Rioja, presidente de la UIA, para afrontar estos problemas. “Estamos con muchas dificultades de costos, a nivel internacional estuvo la pandemia, la guerra en Ucrania, la suba de materias primas y la energía, hay que intentar internalizar esto con el menor daño posible. Estamos trabajando en programas para abastecernos de fuentes de energía más baratas, como fue el Plan Gas, y el gasoducto que nos va a permitir tener energía más barata”, afirmó Kulfas en conferencia de prensa, durante el anuncio de créditos para pymes. “Hay que intentar absorber los efectos de la crisis internacional con el menor daño posible”, agregó.

Este miércoles por la tarde fue el primer encuentro en el ministerio de Desarrollo Productivo. A las reuniones por resolver cuestiones vinculadas a los insumos, los dólares o la logística, también se sumó el abastecimiento energético para el invierno. “Si llega a haber problemas energéticos nos ofrecemos a auto administrar la escasez a nivel industrial, como acomodar turnos de empresas para mitigar los efectos”, aseguró Funes de Rioja a Ámbito.

Dejá tu comentario