Pymes industriales advierten que aumentos de gas en boca de pozo impactarán en la inflación

Economía

El presidente de Industriales Pymes Argentinos dijo que "falta un plan estratégico de incrementos paulatinos que sean sustentables para la industria nacional".

Las Pymes advirtieron este lunes que la renovación de los contratos de gas en boca de pozo para las fábricas llegó con aumentos del hasta el 90% en dólares, un hecho que "golpeará a la inflación y a la competitividad de las exportaciones argentinas".

A través de un comunicado, el presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, alertó sobre la "ausencia de un plan estratégico de incrementos paulatinos, que sean sustentables para la industria nacional".

“Los nuevos contratos que están llegando a las Pymes industriales tienen aumentos promedio del 90% en dólares, y de confirmarse ese impacto en los costos de las fábricas será inevitable un traslado a los precios de los productos en las góndolas, que no bajarán del 15% por más esfuerzos que hagamos los empresarios para absorber pérdidas”, admitió Rosato.

El directivo explicó que “el valor dolarizado garantiza un aumento constante del precio del gas debido a las micro devaluaciones que evitan un atraso cambiario”, y destacó que los costos de los insumos difundidos “le están metiendo una presión insostenible a la producción nacional que empujan sobre la inflación general”.

“Los contratos deben renovarse a fin de mes y el apuro para cerrar acuerdos muy desfavorables para las empresas esconde la advertencia de la escasa oferta de gas por falta de producción, lo que lleva a justificar los aumentos desmedidos por el falso juego de la oferta y de la demanda, debido a que nadie sabe cuál es el precio real de ese recurso energético”, alertó.

Rosato admitió que “es inevitable la actualización de los precios del gas luego de un año de congelamiento producto de la pandemia”, pero enfatizó que “un aumento descontrolado y de una sola vez chocaría de frente con el plan del Gobierno nacional de ponerle freno a los incrementos de los precios en las góndolas”.

“Es necesario que exista un marco estratégico para concretar los aumentos necesarios. Si no interviene el Estado para garantizar la oferta y controlar los precios en boca de pozo, esto terminará con fábricas en situación virtual de quiebra por no poder pagar los contratos, ya que será imposible trasladar los mayores costos operativos a las góndolas”, sostuvo.

El presidente de IPA, además, se quejó por “la falta de comprensión de las situaciones por la que atraviesan las Pymes en medio de la pandemia, con costos de funcionamiento que debieron ser absorbidos para mantener la actividad con personal dispensado y sosteniendo la plantilla de trabajadores”.

“Es inaudito pensar en renovación de contratos como si estuviéramos en una situación de normalidad, cuando no sólo seguimos en pandemia, sino que la llegada de la segunda ola de coronavirus puso nuevamente en alerta a la producción y el consumo”, alertó Rosato, quien pidió “sensibilidad social para entender que desfinanciar a una pyme significa golpear al trabajo argentino”.

La postura de IPA será “dialogar con las autoridades nacionales para lograr un aumento escalonado y lógico de los precios del gas, respetando la matriz productiva de las Pymes, que en definitiva son el corazón de la reactivación de la Argentina”.

“Sabemos que el Gobierno está concentrado en evitar un mal que afecta a todos, que es la inflación. Y las Pymes somos las principales en querer ayudarlo. Por eso entendemos que existe un camino en común en este tema porque no se trata de no pagar un aumento, sino de no volver más al esquema de tarifazos que destruyó el capital productivo de la industria en los años anteriores”, afirmó Rosato.

Dejá tu comentario