Reclaman provincias el descuento en las naftas

Economía

En medio del caos que se produjo ayer en las estaciones de servicio por la falta de Gas Natural Comprimido (GNC), YPF y Petrobras elevaron de 25 a 40 litros el cupo de carga de nafta a precio de GNC, una medida que comenzó a implementarse en las últimas horas del martes en la Capital Federal y que ayer se extendió al conurbano bonaerense, La Plata y las ciudades de Córdoba, Rosario y Mendoza.

La medida, que estará vigente hasta mañana, está dirigida a taxistas y remiseros que deben exhibir «la oblea de autorización de GNC y la respectiva habilitación profesional al día», además de llenar un formulario para poder adquirir nafta a un valor de entre 80 centavos y un peso por litro.

  • Taxis parados

    El titular del Sindicato de Peones de Taxi, Jorge Viviani, que en horas de la tarde de ayer fue recibido por el presidente Néstor Kirchner, admitió que «hay muchos coches parados que no podían circular porque no andan a nafta», aunque destacó que desde su sector «estamos tratando de colaborar» utilizando combustibles líquidos en lugar de GNC.

    De esta manera, en las estaciones de servicio que expenden GNC el panorama era desolador, con más de 1.600 establecimientos sin posibilidad de trabajar por la decisión oficial de interrumpir el servicio.

    A su vez, en las no más de 250 estaciones de la zona metropolitana que venden nafta al precio del GNC, las colas de taxis y vehículos de carga llegaban a dar la vuelta manzana desde la madrugada de ayer, por lo que el malestar de los taxistas era evidente. A muchos les tomó más de dos horas poder cargar nafta y, cuando llegaron al surtidor, se encontraron con que el tope era de 25 litros, que alcanzaba para poco y nada. Fue así como a media mañana, y ante la protesta generalizada, se decidió subir a 40 litros el tope de expendio, pero los conflictos continuaban y se notaba en un menor tránsito en la Ciudad de Buenos Aires.

    Pero el problema no sólo afectaba a los taxis porteños, ya que en el interior también había menos vehículos de alquiler, como fue el caso de Santa Fe, donde circulaba apenas 10% de las unidades.

    A media tarde, en Córdoba algunas estaciones de servicio se quedaron sin stock de nafta súper. En Mar del Plata, el intendente Daniel Katz informó que realizó gestiones ante el Ministerio de Planificación para que en esa ciudad también se vendiera nafta a precios bonificados. En Catamarca, el titular de la Asociación de Taxis y Autos de Alquiler, Ricardo Barrientos, lamentó la « discriminación» que padece el sector en el interior del país, debido a que la capital provincial quedó «marginada» de los precios diferenciados en combustibles. En medio de la bronca, varios choferes marcaban el contrasentido de un país que en los 90 fomentó la reconversión a gas de los vehículos y que diez años después los castiga cortando el suministro.

    El presidente de la Federación de Entidades de Combustibles, Luis Malchiodi, consideró que la decisión de suspender la venta de GNC «es un invento que nos perjudica mucho, porque perdemos dinero».
  • Dejá tu comentario