17 de enero 2005 - 00:00

Récord para la negociación de acuerdos laborales colectivos en 2004

Empresas y sindicatos alcanzaron durante el año pasado casi 350 acuerdos laborales, un récord para la negociación colectiva en la Argentina de los últimos 14 años, que en la mayoría de los casos incluyeron incrementos salariales.

Según un informe del Ministerio de Trabajo, los 349 acuerdos y convenios colectivos homologados por la cartera laboral en 2004 prácticamente duplicaron el promedio de los últimos 10 años y comprendieron a unos 1.228.000 trabajadores.

"Se observa un patrón creciente de los convenios colectivos con incrementos salariales", contemplados en el 76 por ciento de las negociaciones del segundo semestre del año, destacó además la cartera a cargo de Carlos Tomada.

Asimismo, a la fecha, se encuentran en proceso de discusión 156 negociaciones colectivas, dentro de las que se destacan ramas como Construcción, Industria naval, Papeleros, Industria de la Carne y Cuero.

Sin embargo, se admitió que aún no se iniciaron negociaciones en ramas significativas como comercio y sanidad.

La apertura de los convenios y acuerdos tuvo una "fuerte inyección" con el decreto 392, que además de incorporar los 200 pesos no remunerativos, llamó a reabrir la negociación por actividad, explicó a Télam la secretaria de Trabajo, Noemí Rial.

Además, Rial destacó el "compromiso" de los distintos actores sociales para canalizar la discusión salarial a través de negociaciones colectivas.

En ese sentido, la funcionaria mencionó el acuerdo metalúrgico, que comenzó con un reclamo de ajuste salarial que permitió la apertura de la negociación colectiva, que no ocurría desde 1975.

El aumento de las negociaciones colectivas será "aún mayor" en los próximos meses, pronosticó asimismo el abogado laboralista y asesor de la CGT, Lucio Garzón Maceda, quien puso como ejemplo que entre enero y febrero se abrirían unos 50 convenios relacionados con las industrias metalmecánica y alimenticia.

Para Garzón Maceda, a través de los aumentos no remunerativos, el Gobierno "alienta las negociaciones colectivas al impulsar a los sindicatos a presionar para incluir esos beneficios al salario".

Sin embargo, el letrado señaló que en general no se trata de "negociaciones integrales", sino de recomposiciones salariales, y aseguró que, por el fuerte atraso salarial arrastrado desde 1995, "ha llegado el momento de encontrar algún punto de equilibrio" entre productividad y salario.

En ese sentido, el informe admitió que, aunque los principales temas de las últimos negociaciones fueron el otorgamiento de aumentos de salarios y el reordenamiento de las estructuras salariales, se destaca el incipiente tratamiento de nuevos temas.

El sector de actividad que más negociaciones registró es la industria manufacturera, señaló el trabajo elaborado por la Subsecretaría de Programación Técnica y Estudios Laborales de la cartera laboral.

Además, se homologaron convenios en la actividad gráfica, metalúrgica, gastronómica, alimentación, telefónica y de petroleros privados.

El 66 por ciento de las negociaciones homologadas correspondió al ámbito de empresa, mientras que el 34 por ciento restante al de actividad, que prácticamente habían desaparecido en los '90, destacó Trabajo en su informe anual.

Dejá tu comentario

Te puede interesar