Sale Caputo del BCRA, ganan Dujovne y el FMI

Economía

La crisis cambiaria que sufre el país desde hace ya más de cuatro meses, cobró una nueva víctima con la fulminante renuncia de quien tenía a cargo la responsabilidad del manejo de la política monetaria, el ahora ex presidente del Banco Central, Luis Caputo, uno de los hombres más cercanos al presidente Mauricio Macri.

El saliente funcionario mantenía diferencias con las propuestas del Fondo Monetario Internacional, avaladas por el ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne. Curioso giro el de Dujovne, de estar prácticamente renunciado tan sólo unas semanas atrás, ahora aumenta notablemente su gravitación dentro del equipo del gobierno: Guido Sandleris, su segundo en el Palacio de Hacienda es quien reemplaza a Caputo.

En la Casa Rosada se comenta que la relación entre Dujovne y Caputo nunca fue buena, pero terminó de deteriorarse el pasado 29 de agosto cuando el presidente Macri destinó sólo 90 segundos a anunciar el acuerdo con el FMI. En esa oportunidad trascendió que el breve discurso del primer mandatario había sido una sugerencia de Caputo, versión reiteradamente desmentida por allegados al saliente presidente del BCRA, y que Dujovne había presentado en tres oportunidades la renuncia.

Las razones fundamentales de la salida de Caputo se encuentran en las discrepancias que planteó sobre el esquema de política cambiaria y monetaria que impulsa Dujovne y el equipo técnico del FMI. El esquema de bandas era cuestionado por Caputo y, particularmente, el nivel del tipo de cambio.

Según se comenta en la Casa de Gobierno, el Fondo planteó la necesidad de una banda de flotación amplia para el dólar, en tanto que el saliente titular del BCRA consideraba más apropiado un techo de 40 pesos.

Es tradicional que el Fondo impulse un tipo de cambio elevado: después de todo, representa a los acreedores y se supone que cuanto más alto el dólar, más fácil será generar excedentes para afrontar los compromisos externos.

En cambio, la posición de Caputo, señalan, enfatizaba la necesidad de un techo más bajo para el dólar en función de la necesidad de tener mayor margen de maniobra para evitar el traslado a precios de la devaluación y reducir los costos de la medida. Debe tenerse en cuenta que cuanto más alto es el dólar, mayor tiende a ser el impacto en alimentos y, por lo tanto, en los índices de pobreza. Así, la posición de Caputo habría sido fijar un techo menor para el dólar e ir corrigiendo las bandas en función de cómo evolucionaran los precios internos.

En el marco de estas discrepancias es que Caputo no integró la comitiva que acompañó al presidente a los Estados Unidos, sí Dujovne, en lo que fue un indicio del desenlace que ahora se conoce.

También se comenta que el gobierno hace un par de semanas atrás le habría ofrecido la presidencia del Banco Central a Alfonso Prat Gay, pero en el entorno del primer ministro de Economía de Macri se desmiente categóricamente esta versión y, es más, aclaran que el trascendido del ofrecimiento habría surgido del Palacio de Hacienda y que "Alfonso hace dos años que no tiene contacto con Dujvone"

Lo concreto es que Guido Sandleris, hasta ahora Secretario de Política Económica de Dujovne, pasara a conducir el Banco Central. Está por verse cuál será la lectura de los mercados sobre la salida de Caputo.

El ex funcionario es un experimentado operador que, por caso, tuvo la habilidad de adelantar el endeudamiento de la Argentina a comienzos del año, antes de que se endurecieran las condiciones de financiamiento. Pero, por otra parte, que Sandleris vaya al Banco Central termina de alinear a la conducción argentina con los lineamientos que propugna el Fondo Monetario Internacional, circunstancia que facilita el apoyo del organismo internacional al país.

Desde el punto de vista político, el recambio también tiene implicancias. Luis Caputo es primo de Nicolás Caputo, un amigo del presidente Macri y un hombre cuya influencia había recobrado protagonismo pero parece que ahora nuevamente se estaría desdibujando. Según comentan, Nicolás Caputo no lo tiene en alta estima a Dujvone. Por su parte, Dujovne siempre contó con el aval del jefe de Gabinete, Marcos Peña.

En síntesis, la salida de "Toto" Caputo del BCRA deja tres ganadores claros: el FMI, Nicolás Dujvone y Marcos Peña.

Dejá tu comentario