Sale gobierno a buscar en mercados $ 1.500 millones. Deberá pagar 12%

Economía

A pesar de no tratarse del mejor momento del mercado, el Ministerio de Economía colocará hoy la primera emisión de bonos en pesos a tasa fija, por un plazo de cinco años. La expectativa del secretario de Finanzas, Sergio Chodos, es conseguir una tasa levemente inferior a 12% anual ante la gran demanda que se espera por este nuevo título.

El monto a colocar va de $ 750 millones a $ 1.500 millones, sobre un programa total de $ 4.500 millones. La decisión seguramente pasará por las tasas que ofrezcan quienes participen. Pero todo indica que Economía preparó un buen colchón para disminuir el monto a colocar si los rendimientos que piden los bancos y fondos resultan excesivos. «La inflación de 0,4% de mayo cayó muy mal no sólo aquí, sino también en el exterior, y afectará a esta colocación. De no haber sido por este dato, el interés de los inversores sería mucho mayor.»

Si bien la emisión del nuevo BONAR Arg (la denominación del nuevo papel) se efectuará mañana, quienes lo suscriban deberán entregar los fondos el 12 de junio. Tendrá un cupón de 10,50% anual que se pagará de manera semestral.

  • Retracción

    La suba de la tasa que se produjo en los últimos días en los principales mercados del mundo, sumada al malestar por la manipulación de datos por parte del INDEC, provocó una retracción de los títulos públicos en los últimos días. Los más afectados fueron aquellos nominados en pesos que ajustan por inflación, como el caso del Discount, que acumula una caída superior a 3% en dos días (ver pág. 3).

    La operación está claramentedirigida a inversores institucionales, ya que la oferta mínima para participar es de $ 150.000. También se espera que la mayor parte de los que oferten sean entidades del exterior. Esto se debe a que pueden ingresar recursos al país sin hacer frente al encaje (inmovilización) de 30% del total por un año que exige la reglamentación al tratarse de una oferta primaria.

    Aunque la tasa de esta colocaciónes superior a la que se consigue por emisiones en dólares (el Estado pagó 8,44% anual en la última emisión), el atractivo es que resulta más fácil comprometerse a pagar deuda en moneda local. Sólo por el efecto que la inflación tiene en la recaudación, resulta más fácil para el gobierno asegurarse los recursos.

    Los inversores extranjeros, por su parte, confían en que el tipo de cambio se mantendrá relativamente estable, por lo que el rendimiento en pesos se repetirá en dólares. Con una tasa inferior a 5% anual en dólares para los bonos del Tesoro estadounidenses, la perspectiva de ganar alrededor de 12% anual resulta un buen incentivo.

    El gobierno argentino sigue el camino que ya transitaron tanto empresas como bancos. El caso más reciente fue la colocación de Banco Macro, cerrada la semana pasada, que consiguió una tasa de 10,75% anual por un bono en moneda local a cinco años. La diferencia es que ese bono se colocó en el mercado internacional bajo ley neoyorquina, lo cual siempre implica un atractivo adicional.

    Banco Río, por su parte, había colocado otro título en el mercado local en pesos a tasa fija. A tres años de plazo, pagó levemente por debajo de 11,50% anual. También Banco Hipotecario lanzó esta semana un título en el mercado local que paga tasa de interés en pesos, a un plazo de tres años. La particularidad es que la suscripción se realiza en dólares.

    La ministra Felisa Miceli pidió anteayer en una reunión con financistas que haya más crédito de «largo plazo, en pesos y a tasa fija» que pueda dirigirse a financiar la inversión de largo plazo. Con estas emisiones en moneda local a tasa fija, las entidades arriba mencionadas consiguen un fondeo más adecuado para prestar a largo plazo sin caer en los habituales « descalces», tanto de moneda como de tasas.
  • Dejá tu comentario