Salpicón alcista, que promete poco

Economía

Nuestro indicador metió la mano -en una caja bursátil del mundo que sólo contuvo pérdidas-y extrajo un bello «conejo», para lo que es la nómina ponderada. Un saldo bastante inusual, por su conformación, ya que al revisar las partes que se reúnen en cada rueda, éstas no refrendaron lo que arrojó el Merval, luciendo una buena suba en medio de una fecha desértica para gran parte del resto del mundo.

Primero, observar los referentes, como un Dow Jones que derrapónuevamente -tras algún momento de lucidez-y decayó 1,55%, que no es poco. El Bovespa,a favor de su buen trasfondo y tendencia actual, conjuró lo que iba para baja imitativa y se aferró a una clausura estable.

Mal en Asia, con Shanghai perdiendo 4,5 por ciento, mal en Europa, y al trotecito ¿campero?, por allí se vio surgir al indicador de Buenos Aires con buen nivel. Tras un mínimo de «2.187» puntos, fue trepando y para subirse a la centena superior -el mejor logro del día-coincidiendo el máximo y el cierre, con «2.218» unidades. Un remate alentador, por poseer la cota máxima junto con el cierre, aunque ciertas variables no terminen armoniosas...

  • Por ejemplo

    El volumen se vio constreñido a no más de 77 millones de pesos de efectivo, en vez de ser expansivo. Las diferencias del día -generales-dieron «49» alzas, pero «79» bajas, contundente superioridad... de papeles en descenso. Y entre las que pisan fuerte en el ponderado, se vio a una Tenaris mortecina, a una Pampa sin mucho entusiasmo, completando G. Galicia con un tibio 0,5% de avance.

    Hay que buscar entre un conjunto de papeles de menor fuerza de volumen, pero alzas notorias, la calidad del día en el Merval. Muy bien Petrobras y Ledesma, más de 3,5% en ellas, excelencia en Mirgor y casi 8%, como en MetroGas con 3,6% y en Banco Macro, en cerca de 3%.

    Con todo puesto en la comparación, se observa que no hubo la necesaria armonía de variables. Luciendo más el saldo del índice, que el conjunto. Y la Bolsa, desprolija.
  • Dejá tu comentario