Se complica más el Mercosur: abrupto final de una reunión

Economía

Montevideo (ANSA, AFP) -La primera reunión formal de trabajo del Parlamento del Mercosur finalizó ayer abruptamente en esta ciudad, a causa del retiro «imprevisto» de los integrantes de la delegación argentina, quienes les señalaron a sus colegas que debían «alcanzar el vuelo» que los llevaría de regreso a Buenos Aires, aseguraron legisladores uruguayos.

Esto determinó la finalización de la reunión que, según se había anunciado, tenía previsto debatir el tema de la libertad de prensa en Venezuela.

El senador uruguayo Gustavo Penadés, del Partido Nacional, (conservador) sostuvo que «iba a solicitar el establecimiento de una comisión especial» para estudiar la negativa a renovar la licencia a Radio Caracas Televisión por parte del presidente Hugo Chávez. Previamente, se había indicado en la prensa de esta ciudad que los legisladores brasileños tenían interés en acompañar la propuesta del senador uruguayo. «Se planteará en la próxima reunión», agregó Penadés, recordando que el órgano regional sesionará los últimos lunes de mes. También informó que el Parlamento logró, no obstante, aprobar una declaración «de respaldo de la reivindicación argentina de soberanía sobre las islas Malvinas» y otra «de condena de la postura de los países ricos, que pretenden responsabilizar a las naciones en desarrollo de la interrupción de la ronda de Doha». El Parlamento del Mercosur está formado por 18 representantes de cada uno de los países fundadores (la Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) y de Venezuela, elegidos entre los parlamentarios nacionales.

Los legisladores del Mercosur tienen mandato hasta el 31 de diciembre de 2010 y a partir del año siguiente los representantes deberán ser elegidos directamente por la población.

Por otra parte, este viernes se firmarán acuerdos en Asunción para favorecer la integración productiva de Paraguay y de Uruguay, los socios menores del bloque. Así lo informaron ayer fuentes oficiales brasileñas.

  • Flexibilización

    La iniciativa flexibilizará la llamada «regla de origen», que fija el mínimo de componentes fabricados dentro del Mercosur que un producto debe contener para circular dentro del bloque con beneficios arancelarios.

    Uruguay y Paraguay ya gozan de una prerrogativa transitoria, que fija en 50% y 40%, respectivamente, ese mínimo de insumos locales (para la Argentina y Brasil es de 60%).

    Con la nueva disposición, si los insumos fabricados fuera del Mercosur tienen la misma clasificación arancelaria que el producto terminado y representan menos de 10% de su valor total, no serán tenidos en cuenta en el cálculo de componentes, explicó el jefe del departamento de Integración de la Cancillería brasileña, Afonso Sena Cardoso.

    Esas medidas no son tan ambiciosas como las que Brasil había planteado en la cumbre del Mercosur de Rio de Janeiro de enero pasado.
  • Dejá tu comentario