Se recuperaron Wall Street y las bolsas de la región luego del desplome de ayer

Economía

La Bolsa porteña recuperó hoy 0,72 por ciento, un margen que de todos modos no alcanzó para dejar el saldo del mes en terreno positivo tras el derrumbe de la víspera por preocupaciones en China y vaticinios de una posible recesión en Estados Unidos para fines de 2007.

El principal índice bursátil de Shanghai, culpable el martes de una feroz caída de los mercados globales, rebotó hoy un 4,00 por ciento y borró casi la mitad de las pérdidas.

Paralelamente, el presidente de la Reserva Federal estadounidense, Ben Bernanke, dijo que la fuerte caída en los mercados bursátiles del día anterior no modificó la visión que tiene el organismo sobre un crecimiento moderado en la economía de su país.

Con otro panorama y porque los inversores no encontraron razones para justificar la magnitud del derrumbe de la víspera, en Wall Street el índice Dow Jones avanzó 0,42 por ciento y el Nasdaq quedó 0,34 arriba y ya en la región, la Bolsa de San Pablo recuperó 1,63 por ciento.

Según los expertos, a diferencias de otras correcciones de igual magnitud, esta vez la razón no se encuentra en factores económicos sino en la sensibilidad de los mercados luego de las fuertes subas de los últimos meses.

"No hay un cambio en los `fundamentalsï que siguen apuntando a un escenario de aterrizaje suave de la economía global y los problemas de China están más asociados a como enfrentar una burbuja en el mercado de activos financieros que a un cambio en sus expectativas de crecimiento", señalan los analistas de Compañía Inversora Sociedad de Bolsa.

Con todo, y producto de la estrepitosa caída que sufrieron ayer los mercados internacionales, el índice Merval evaporó toda la ganancia del año y quedó a los fines estadísticos con una pérdida del 0,14 por ciento en febrero y la diferencia en ese sentido se estira al 1,09 desde que comenzó 2007.

Los expertos recomiendan cautela en medio de semejante volatilidad y en ese sentido aconsejan reducir posiciones en posiciones que vienen acumulando ganancias y mantenerse líquidos a la espera de poder evaluar el mejor momento para volver a ingresar al mercado.

Ocurre que la caída afectó inicialmente a los papeles que habían alcanzado sus máximos en las últimas semanas pero se extendió luego a todas las especies.

"La estabilización de Wall Street se convierte en la condición necesaria para poder recuperar el humor y así dejar que lo que ocurrió sea sólo una necesaria toma de ganancias, pero no un cambio de tendencia", sostuvo Rafael Ber, de Argentine Research.

De todos modos, ni siquiera el rebote de hoy del mercado chino generó entusiasmo en Europa porque el dato que veraderamente se estaría tomando en cuenta es la posibilidad de que la economía americana esté ingresando en una recesión.

En Europa los principales mercados se tiñeron de rojo con márgenes del 1,82 por ciento en la Bolsa de Londres, del 1,53 en Francfort, y 1,35 en Zurich.

Bajo el efecto del rebote en Wall Street y los mercados de la región, los títulos públicos también ensayaron una recuperación en prácticamente todas las emisiones.

Lo mejor pasó por el cupón PIB que hoy remontó 4,09 por ciento arriba.

En acciones se reunió hoy un volumen de 124,21 millones de pesos y los títulos públicos totalizaron otros 515,11 millones.

"El mercado reaccionó bien a la corrida de ayer y prácticamente con los mismos volúmenes de operaciones", apuntó Ricardo Maied, de Federal Bursátil.

La aguda selectividad de los inversores en la Bolsa porteña también dejó de todos modos avances en algunos papeles a lo largo del mes.

En el selecto grupo de las líderes los mejores desempeños correspondieron a las acciones de Grupo Financiero Galicia, 12,32 por ciento; Alpargatas, 11,34; y Pampa Holding que en febrero subió 8,44 por ciento.

En la vereda de enfrente sobresalieron las bajas de Petrobras Energía, 7,25; Acindar, 6,19; y Petrobras Brasil con una pérdida en el mes del 6,04 por ciento.

En cuanto a los bonos, siempre a lo largo de febrero, los que nacieron con el canje de la deuda se repartieron bajas del orden del 4,50 por ciento y en el caso concreto del cupón PIB la caída alcanzó al 4,58.

El Bogar 2018 perdió 2,34 por ciento y el Boden 2014 quedó con un retroceso del 2,83.

Por otro lado, el mercado cambiario despidió el mes con una fuerte presencia de vendedors que hizo caer la cotización mayorista a 3,095 pesos y luego el Banco Central con sus habituales incursiones en la punta compradora dejó a la divisa en 3,100.

Dejá tu comentario