Soja, retenciones y recaudación: qué plantea Economía para el campo

Economía

No anticipa ningún incremento, pero sí propone mantener la atribución extraordinaria implementada por la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el Marco de la Emergencia Pública (Nº 27.541). Se determinó que hasta el 31 de diciembre de 2021 el presidente puede fijar alícuotas de hasta 33% para productos del complejo sojero y de hasta un 15% para el resto de los bienes agroindustriales.

Era previsible y finalmente ocurrió. Una vez más las derechos de exportaciones o comúnmente llamadas retenciones están incluidas en el proyecto de ley de Presupuesto que envió el Gobierno al Congreso. En rigor, no anticipa ningún incremento pero sí propone mantener la atribución extraordinaria implementada por la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el Marco de la Emergencia Pública (Nº 27.541), por medio de la cual se determinó que hasta el 31 de diciembre de 2021 el presidente puede fijar alícuotas de hasta 33% para productos del complejo sojero y de hasta un 15% para el resto de los bienes agroindustriales.

Sin embargo, el Presupuesto de Guzmán presenta un artículo que busca extender esa fecha límite. “Sustitúyese el noveno párrafo del artículo 52 de la Ley N° 27.541 y su modificación por el siguiente: ‘El Poder Ejecutivo Nacional podrá ejercer estas facultades hasta el 31 de diciembre de 2024’”, establece el artículo 81.

Lo cierto es que actualmente la soja ya tributa el 33% por lo que en definitiva el complejo sojero no sufriría incrementos pero para el caso del maíz, el trigo o la carne, la alícuota podría incrementarse hasta el 15%, pero por lo pronto el Proyecto no anticipa ninguna modificación.

En tanto, según las proyecciones para 2022, en materia de Derechos de exportación ingresarían a las arcas nacionales $1.134.621,9 millones, una cifra nominal 21,5% mayor a la que se registraría en 2021 ($933.949 millones).

La última vez que el Gobierno introdujo cambios en las retenciones fue en junio pasado cuando avanzó en la reducción de alícuota para diversos productos de las economías regionales y eso también se remarca en el proyecto de Presupuesto 2022. “Se han bajado derechos de exportación a las economías regionales y se ha mantenido un dialogo con los representantes del Consejo Agroindustrial para avanzar en nuevas regulaciones que promuevan la inversión en el sector”, destaca un párrafo del documento en relación a la política económica orientada al campo.

Lógicamente la soja también tiene un apartado y las proyecciones parecen ser también alentadoras: “Según proyecta el Departamento de Agricultura de los EE.UU. (USDA, por sus siglas en inglés), el balance de oferta y uso de soja en EE.UU. seguirá muy ajustado durante el ciclo comercial 2021/22 (septiembre 2021- 32 agosto 2022). Esto, junto con el contexto de tasas de interés muy bajas a nivel global, permite prever que el precio de la oleaginosa permanecerá en niveles elevados en el año 2022. Más concretamente, el precio de exportación del poroto de soja se proyecta en u$s520 por tonelada, ligeramente inferior al de 2021 (u$s542)”, detalla el escrito.

Al mismo tiempo, para el 2022 se destaca la recuperación del sector agropecuario (+4,7%), luego de dos años consecutivos en baja, gracias al aumento proyectado en la cosecha de soja (+9%), hasta los 50 millones de toneladas.

Temas

Dejá tu comentario