Solamente alcanzó a diluir el mínimo

Economía

Decantando los discursos por el aniversario de la Bolsa, el mercado operó en la víspera con una tónica a retroceso en sus indicadores de precios, hasta que el Merval hizo piso muy cerca de la frontera. Cuando se arribó a los 1.404 puntos, viniendo de una fecha previa con esforzado cierre alcista y en 1.423 puntos, resurgió un principio de escasez vendedora y la posibilidad que después se concretaría: diluir todo el tramo bajista y concluyendo con el indicador en 1.423. Un saldo que quedó como plenamente neutro, convirtiéndose el repunte en la mejor virtud en una fecha que lució sumamente carente de brillo.

Volviendo un paso atrás, casi lo que se presumía puede que haya ocurrido. La rueda del martes, con visita presidencial, había resultado más un fruto de dar un marco apropiado (al que Kirchner hizo referencia) que de verdadera vocación alcista.

• Por el filtro

Cuando todo debió pasar por el filtro, y ya libre de connotaciones puntuales, la rueda de ayer depuró lo que parecía estar de más y se limitó a conservar posiciones.

El volumen, $ 53 millones de efectivo, también se mantuvo estático y sin aportar señales de ninguna de las fuerzas del mercado. Acaso la falta de respuestas concretas a modificar situaciones previas, derivadas del discurso presidencial, dejó a los operadores en blanco. Como teniendo que buscar un rumbo a partir de ahora.

Dejá tu comentario