¿Sube porque sube o por otras cosas?

Economía

Tras arrancar varios puntos por encima de los cierres del miércoles, la suba de los tres principales indicadores del mercado bursátil se produjo en los primeros 45 minutos de operaciones. Tradicionalmente, movimientos de este tipo se suelen apuntalar en alguna noticia puntual, probablemente difundida antes de la apertura. En este sentido, lo de ayer no fue excepción, y la noticia que aparentemente disparó la suba fue que la economía (medida por el PBI) creció durante el primer trimestre del año 3,5%. Lo curioso es que este valor estaba una décima debajo de lo esperado, y así y todo las acciones subieron. Para tratar de explicar esta "sinrazón" se recurrió al artilugio de afirmar que lo que los números mostraban una economía en expansión, con presiones inflacionarias menores a lo que algunos temían. Tan fuerte fue este argumento que los inversores decidieron hacer oídos sordos a la nueva suba del precio del petróleo, que cerró en u$s 51,01 por barril. Irónicamente, a pesar de la suba del "oro negro", la tasa a 10 años retrocedió a 4,08% en tanto el dólar marcó un nuevo máximo anual frente al euro al cerrar en u$s 1,2512 (en yens quedó en 107,91). Tal vez la "melange" de todos estos datos parezca difícil de comprender y fuerce a elaborar argumentos exageradamente complejos. Si éste es el caso, es preferible decir que ayer el Dow trepó 0,76% a 10.537,6 puntos, simplemente porque los inversores siguen de buen humor (el NASDAQ acumula nueve subas en diez ruedas). Si la historia se repite, pronto dejaremos estas explicaciones arcanas para privilegiar la mucho más esotérica del "bull market".

Dejá tu comentario