30 de julio 2021 - 00:00

Efecto pandemia: solo 3 de cada 10 empleados quiere cambiar trabajo

Es el nivel más bajo de los últimos tres años. Algunos de los factores que influyeron en el resultado fueron la preferencia por conservar la situación actual en medio de la crisis y que los empleados se tornaron más "leales" con sus empleadores.

empleo.webp

Por la incertidumbre que generó la pandemia, este año se registró el nivel más bajo de los últimos tres de cantidad de personas que dicen tener intenciones de cambiar de trabajo. Solo 3 de cada 10 plantean este año dejar su actual empleo. Se trata de un informe realizado por la consultora internacional Randstad entre 4.700 trabajadores argentinos, de 18 a 64 años y de todos los segmentos sociales.

Algunos de los factores que influyeron en el resultado fueron la preferencia por conservar la situación actual en medio de la crisis y que los empleados se tornaron más “leales” con sus empleadores.

Uno de los directores de la empresa en el país, Alejandro Servide, explicó a Ámbito que “si bien por un lado está la gente que tiene intención de cambiar, por el otro está la que realmente asume el riesgo”. Señaló que en un clima de crisis como el generado por la pandemia “la gente privilegia conservar su empleo”, frente a otros factores que juegan en momentos normales, como pueden ser proyecciones de una carrera o beneficios de otro tipo que incluyan lo salarial.

El informe de Randstad señala que en 2021 también se produjo la brecha más amplia entre personas que el año anterior dijeron tener intenciones de cambiar de empleador y los que realmente lograron hacerlo. El año pasado el 36% de los empleados que había participado de la muestra manifestó deseos de modificar su situación laboral y este año sólo el 8% de los consultados dijo haber cambiado de empresa, lo que implicó una brecha de 28 puntos.

“Esta brecha, fue la más alta de los últimos años y es otro de los indicadores que dan cuenta de la actitud conservadora y la menor toma de riesgos que asumieron los trabajadores ante el contexto de crisis desatado por la pandemia”, señala el informe.

El trabajo destaca que “mientras que en 2018 el 33% de los argentinos tenía la intención de cambiar de empleo, en 2019 da cuenta que solo lo concretó el 19%, marcando una brecha de 14 puntos porcentuales entre la expectativa y el cambio real”. En 2019, el 35% de los consultados afirmó tener intenciones y los datos de 2020 muestran que solo lo concretó el 15%, marcando una brecha entre expectativa y realidad de 20 puntos porcentuales.

La misma relación entre la intención de cambiar de empleador y la decisión de tomar el riesgo se estaría verificando entre aquellos que desean irse del país. Servide estimó que de los que dicen querer emigrar “son muy pocos los que realmente se involucran” en el proyecto. No obstante, advierte que en sus 30 años de carrera como consultor laboral “nunca se vieron tantas consultas por posiciones en el exterior como en este año”.

Un elemento que también comenzó a tomar más relevancia en la preferencia de las personas a la hora de cambiar o elegir un empleo es la cercanía con el hogar. El consultor laboral explicó que “la gente ya no quiere perder dos horas de viaje hasta su lugar de trabajo porque valora cada vez más tener tiempo para su vida personal”. Y ese es un elemento que a la salida de la crisis, según explicó, puede impulsar a los empleados de una compañía a buscar nuevos rumbos. El caso sería de una empresa que ofrezca mejores condiciones para hacer home office.

El relevamiento muestra que la modalidad del teletrabajo es valorada. “El 61% de los consultados que trabajan exclusivamente de manera remota indicaron sentirse más leales a su empleador por cómo manejaron la crisis sanitaria”, dice el informe. Por otro lado, aquellos empleados bajo esquemas híbridos de trabajo (presencial y remoto), aseguraron sentirse más comprometidos con su empleador por el comportamiento adoptado en los momentos críticos en el 53% de los casos.

Dejá tu comentario

Te puede interesar