Un final de todos acusando cansancio

Economía

Fatigoso, arduo, más bien reptando que andando, el último sorbo de la semana fue así cortito, desabrido y sin dejar ninguna posibilidad para conclusiones sobre lo actuado (y, mucho menos, para imaginar la reapertura de hoy). Atonía que comenzó afuera, casi sin diferencia en los referentes clásicos, una ligera tónica al retroceso y que se verificó entre 0,1% y 0,2% en Dow y Bovespa, que alcanzó un poco más de brecha en Buenos Aires hasta concluir con 0,5 por ciento de desmejora. Después de hacer mínimo de 1.637 puntos, máximo en 1.652 y un final con 1.644.

Tan escasa tela para cortar, que se completócon el famélico volumen reunido y que cortó una seguidilla que venía más entonada, entre los treinta y cuarenta millones, para aterrizar súbitamente en un total de órdenes de $ 21 millones: fácil traducción a dólares, para dejar un número de apenas u$s 7 millones.

Con esto, el segmento acciones bajó a 5 por ciento de la torta general, donde cubrió amplia franja la «caución» y su total de $ 108 millones.

En precios, también poco para destacar y salvo que Tenaris actuó en reversa con 1 por ciento y muy poco apoyo de negocios, 79.000 papeles. Petrobras en la misma tesitura descendente, con CEPU siendo figura por las bajas: con más de 3 por ciento.

  • La semana

    Puede justificarse más el cansancio de última rueda en otros frentes, como el Bovespa, que sumó 4 por ciento a favor en muy buena semana. Inclusive en el Dow, casi atesorando 1,5 por ciento.

    En cambio, para el Merval, el saldo global no fue para nada parecido a los otros. Tan sólo 0,5% de diferencia en la etapa semanal, a favor, que se desmereció mucho más por esa carencia de interés en la rueda final. Panorama de sequía en indicadores, sin promesa firme de mucho más. Y la Bolsa, acurrucada.
  • Dejá tu comentario