Volará Air Madrid socio oficial en Aerolíneas

Economía

El Grupo Marsans -socio del gobierno en Aerolíneas Argentinas- será finalmente quien levante a los pasajeros que dejó varados Air Madrid. No será gratis: se deberán pagar 400 euros adicionales. Y habrá que apurarse: la oferta por única vez vence el 30 de junio. La solución a este conflicto internacional llegó tras conversaciones entre Néstor Kirchner y José Luis Rodríguez Zapatero, quienes usaron sus respectivas influencias en las compañías y apartaron a un consorcio alemán-español del que formaba parte incluso una constructora que hará departamentos en La Matanza.

El Grupo Marsans, accionista principal de Aerolíneas-Argentinas, se quedó ayer con las rutas de la fallida Air Madrid, confirmando un adelanto exclusivo de este diario del 1 de diciembre pasado.

Las frecuencias que operará Air Comet son las de la Argentina, Perú, Colombia, Chile, Ecuador, Panamá y Costa Rica. En el caso de Chile y Ecuador, el gobierno español deberá negociar con sus pares de esos países; para Panamá y Costa Rica hará falta una habilitación, mientras las antiguas rutas de Air Madrid a Brasil y a México quedan fuera de este acuerdo y sujetas a nuevas ofertas. La excepción son las frecuencias a Brasil y a Toluca, México, países con los que abrirán negociaciones por separado.

El anuncio se produjo en Madrid luego de que -como se explicara esta semana- la alemana LTU desistiera de conformar una nueva empresa para asumir las frecuencias de Air Madrid, requisito que el grupo español no deberá cumplir. El esquema que se anunció la semana pasada hacía agua por varios lados: no sólo hacía falta ser una empresa española (para lo cual LTU anunció que se asociaría con la constructora San José, la misma que dice que construirá miles de departamentos en La Matanza, los pagos del presidente de Diputados, Miguel Balestrini), sino que, además, debía conseguir las autorizaciones de cada uno de los países a los que volaba Air Madrid. La gran ventaja de Air Comet, en este sentido, es que en casi todos los casos ya tenía concedidos permisos para operar hacia esos destinos.

La explicación que dio LTU para no comprar Air Madrid es que «no se llegó a un acuerdo con los inversores que acompañarían el proyecto». En castellano, esto implica que San José se abrió, y sin duda lo hizo ante las obvias dificultades legales que poco menos que impedían la operación.

  • Cobertura

    En charla con este diario, Gonzalo Pascual, uno de los dueños de Marsans -junto con su socio Gerardo Díaz Ferránadelantó que esas rutas «serán cubiertas por Air Comet», o sea una de las siete aéreas que controla este grupo. Las otras seis son Aerolíneas Argentinas, Austral, Aerolíneas del Sur, Spanair, Air Plus y Air Comet del Sur. El empresario agregó que «con Air Comet teníamos un plan de expansión importante, que nos iba a insumir -según nuestros cálculos- al menos dos años. Ahora, este acuerdo con el Ministerio de Fomento de España nos permitirá hacerlo casi de inmediato». Las máquinas que cubran las rutas que eran de Air Madrid llevarán los colores de Air Comet, cuya nueva imagen será presentada la semana próxima.

    En lo que hace a los pasajeros varados por Air Madrid, Air Comet les ofrecerá usar sus tickets «en las rutas a y desde países latinoamericanos que opere Air Comet o algunas de sus compañías filiales, a un precio final que se establece en 200 euros por trayecto simple, incluidas tasas y gastos de emisión».

    O sea: un Ezeiza-Madrid ida y vuelta les costará a quienes tengan boletos no usados de Air Madrid 400 euros adicionales, un monto no demasiado alejado del que se «ahorraron» quienes optaron por adquirir los « baratos» que ofrecía la aérea desaparecida. Además, son 100 euros menos de lo que hubiera cobrado-LTU en caso de quedarse con las rutas. Sin embargo, habrá que apurarse: el beneficio caduca el 30 de junio.

    El convenio agrega que «Air Comet se compromete a iniciar este programa de manera inmediata en las rutas que ya opera o sus empresas participadas con los siguientes países: la Argentina, Perú, Colombia y Chile». El resto de los destinos se irá incorporando a medida que el plan de expansión de la aérea se haga llegar a ellos.

    «Air Comet vuela hoy dos o tres veces por semana a Perú, Colombia y la Argentina; con este acuerdo lo hará siete veces. En el caso de la Argentina, si se toma en cuenta a Aerolíneas, podremos ofrecer dos vuelos diarios a Madrid, para que el pasajero pueda elegir si viaja de día o de noche», agregó Pascual en diálogo telefónico desde la capital española.

    En el acuerdo firmado ayer en Madrid se revela que la aérea estaba en medio de un plan que preveía incrementar sus frecuencias a la Argentina, Perú, Colombia y Bolivia, así como comenzar a volar a Ecuador, Chile y Cuba, y agregar rutas a México, Panamá y Costa Rica. Para esto, la empresa se comprometió a incorporar cuatro aeronaves de largo alcance antes del 1 de abril próximo: dos Airbus 340 y otros tantos Airbus 330. Además, prometen agregar en el mismo lapso varios Airbus A320 -de menor alcance- para cubrir destinos dentro de Europa y sustituir la actual flota de MD, y otros dos Airbus 340 antes de junio de este año.

    En lo que hace al personal, el convenio prevé incorporar 578 empleados de la empresa desaparecida, o sea un número casi idéntico al que se había comprometido LTU. A la fecha de su cierre, Air Madrid tenía 1.089 empleados, de los cuales sólo 819 eran de «planta permanente» (el resto eran contratados). Las incorporaciones serán graduales y se completarán en marzo.

    Concretamente, las rutas que le concedió el gobierno español a Air Comet son las siguientes:

  • Perú: tres adicionales a las asignadas actualmente.

  • Ecuador: cuatro adicionales.

  • Panamá: tres nuevas frecuencias (hoy no tiene ninguna).

  • Costa Rica: tres nuevas frecuencias (hoy no tiene ninguna).

  • Chile: autorización provisional y excepcional de cuatro frecuencias adicionales a las que tiene actualmente.

  • Colombia: autorización provisional y excepcional de dos frecuencias adicionales a las que tiene actualmente, triangulando con Bogotá y Cartagena.

  • Bolivia, dos adicionales a las que ya tiene.
  • Dejá tu comentario