Wall St. cayó por renovada tensión en Ucrania y Gaza

Economía

Wall Street cerró a la baja y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, cedió un 0,28% en una jornada en la que los inversores lucharon por neutralizar el efecto negativo de los conflictos de Ucrania y Gaza en los mercados.

Al cierre de la primera sesión de la semana, el índice de referencia del parqué neoyorquino cedió 48,45 puntos hasta las 17.051,73 unidades, recortando notablemente las pérdidas que llegó a tener en la jornada, con caídas superiores a los 100 puntos que lo llevaron a perder la barrera de los 17.000 enteros.

Por su parte, el selectivo S&P500 cedió 0,23%, 4,59 unidades hasta los 1.973,63 enteros, y el índice compuesto del mercado tecnológico Nasdaq cedió un 0,17%, o lo que es lo mismo, 7,44 puntos menos que en el cierre del viernes, con una marca de 4.424,70 unidades tras sonar la campana.

En el inicio de otra semana de resultados empresariales, los mercados parecieron reflexionar durante el fin de semana y ser capaces de preocuparse, al igual que el resto del mundo, por los dos conflictos que inquietan a la escena internacional: Ucrania y Gaza.

Después de haber subido el viernes pasado ajenos a las tensiones desatadas en el mundo, este lunes los inversores parecían ser más conscientes de cómo la inestabilidad reinante en el panorama internacional puede repercutir en los mercados.

Así, los tres índices se situaron en las pérdidas, aunque fueron reduciendo el impacto de la crisis geopolítica y centrándose en lo estrictamente económico conforme se acercaba el cierre.

Aunque el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, acusó a los separatistas rusos de "continuar bloqueando la investigación" para dilucidar qué provocó el siniestro del avión de Malaysia Airlines el pasado 17 de junio y el secretario de Estado, John Kerry, aseguró que había "certeza" sobre un "flujo de armamento" de Rusia hacia el este de Ucrania, los mercados fueron recuperándose de las pérdidas notables.

Lo mismo sucedió respecto a Oriente Próximo, donde prosiguen los ataques del Ejército de Israel contra la población palestina en Gaza.

Así, el Dow Jones consiguió terminar con 8 de sus 30 componentes en números verdes, encabezados por Intel (1,07%), Chevron (0,69%) y Boeing (0,5 %).

Las pérdidas, en cambio, tuvieron como protagonistas a General Electric (-1,81%), McDonald's (-1,45%) y Pzifer (1,24%).
La cadena de comida rápida tuvo que pedir perdón por el revuelo causado en China por un reportaje periodístico que mostraba la falta de higiene de sus restaurantes y que llevó al cierre de uno de sus locales en el país, lo que repercutió en sus cotizaciones.

Entre los valores tecnológicos del Nasdaq, Facebook (1,43%) se desmarcó de una tendencia general a la baja, con Google perdiendo un 1,10 % y Apple un 0,52 %.

Al cierre de la campana, dos empresas anunciaron resultados trimestrales: el portal de ocio audiovisual bajo demanda Netflix, que había cerrado con un 1,75% de ganancia, rebasó ligeramente las expectativas y en las operaciones electrónicas posteriores al cierre sus acciones subían un 1,78%.

Por su parte, la cadena de comida mexicana Chipotle, que cerró perdiendo un 0,42%, sorprendió con un beneficio por acción muy superior al previsto y subía en las operaciones electrónicas un 8,91%.

Además, la empresa Allergan, que anunció hoy un recorte de 1.500 empleados, subió un 2,23%.

En Europa, Madrid perdió 0,4%; París 0,7%; Fráncfort 1,1%; Milán 1,4% y Londres 0,3%.

Asia


La mayoría de las bolsas de Asia subieron en momentos en que los inversores ignoraban las preocupaciones geopolíticas para centrarse en un flujo optimista de ganancias corporativas en Estados Unidos antes de una serie de resultados que serán reportados esta semana.

Una serie de compañías estadounidenses reportarán resultados esta semana, desde Apple a McDonalds, Coca-Cola y Caterpillar.

Datos de Thomson Reuters mostraron que de las 82 empresas del S&P 500 que habían reportado ganancias hasta el viernes por la mañana, el 68 por ciento había superado las expectativas de Wall Street.

Por su parte, los mercados japoneses permanecieron cerrados por un feriado.

Dejá tu comentario