Wall Street cerró mixto por petróleo e informe del BCE

Economía

Wall Street cerró en territorio mixto y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, cedió un leve 0,03%, tras una sesión volátil marcada por la caída del petróleo y los nuevos estímulos monetarios en la zona euro.

El Dow Jones bajó 5,23 puntos y terminó en 16.995,13 unidades, mientras que el índice compuesto del mercado Nasdaq perdió un 0,26 por ciento. El selectivo S&P 500, en tanto, avanzó un leve 0,02 por ciento.

Las acciones en el mercado neoyorquino cerraron con pocos cambios una sesión volátil, luego que el Banco Central Europeo recortó sus tasas de interés, pero su presidente Mario Draghi decepcionó a los inversores al anunciar que más recortes de los tipos eran improbables.


El BCE acordó bajar el tipo oficial de interés en cinco puntos básicos y dejó el precio del dinero en su mínimo histórico, el 0 %, y anunció su intención de ampliar la lista de activos que compra mensualmente.

A su vez, los operadores en Wall Street apostaron por las ventas, arrastrados por un descenso del petróleo en los mercados internacionales, en medio de la incertidumbre en torno a la reunión del 20 de marzo para acordar una congelación de la producción.

En tanto, las principales bolsas europeas, menos Madrid, cerraron este jueves en baja, tras anunciar el Banco Central Europeo (BCE) una serie de medidas para intentar estimular la economía.

En Fráncfort, el Dax bajó 2,3% y en París, el CAC 40 cayó un 1,7%. En Londres, el índice FTSE-100 de los principales valores perdió un 1,8%, la bolsa de Milán perdió un 0,5%, y, en Madrid, el Ibex-35 subió un 0,1%.

El BCE adoptó el jueves un paquete de medidas para tratar de estimular la economía de la zona euro, que sigue perdiendo fuelle pese a todos los esfuerzos realizados en los últimos años para estimular el crecimiento y la inflación.

Las bolsas aplaudieron inicialmente las iniciativas, que superaban todas las expectativas, con alzas que llegaron al 2,5% en Fráncfort y a más de 3% en París.

Pero el entusiasmo se moderó cuando el presidente del BCE Mario Draghi anunció las previsiones que sustentan esas medidas y que muestran que los precios seguirán cayendo y el crecimiento seguirá perdiendo fuerza en 2016 y 2017.
Por su parte, la bolsa de Tokio cerró en alza impulsada por las modestas ganancias de Wall Street y la mejora de los precios petroleros de la jornada de ayer.

El índice Nikkei 225, que agrupa los principales papeles, subió 1,26% hasta las 16.852,35 unidades. Por su lado el índice Topix ganó 1,49 puntos porcentuales, al llegar a 1.352,17 unidades.

A su vez, las acciones chinas cayeron en torno a un 2%, lideradas por los títulos bancarios y del sector energético, luego de que los inversores interpretaron unos datos que mostraron que la inflación se aceleró en febrero como algo negativo para la economía.

El referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en Shanghái y Shenzhen bajó un 1,9%, a 3.013,15 puntos, y el índice compuesto de Shanghái cayó un 2% a 2.804,73 unidades.

Los datos, que mostraron que la inflación al consumidor se aceleró en febrero en su ritmo más rápido desde julio del 2014, limitan el espacio para la relajación de la política monetaria, según los analistas.

Sin embargo, el reporte de inflación ayudó a los papeles de las empresas que fabrican productos de consumo a subir el jueves.

Dejá tu comentario