Economía ya está pensando canjear deuda a treinta años

Economía

El gobierno argentino está estudiando propuestas para canjear títulos de la deuda que vencen en los próximos 5 años por nuevos papeles que tendrían vencimiento como máximo en 2031. Ayer el secretario de Finanzas, Daniel Marx, anticipó que «adelantarían el canje» previsto dentro del primer trimestre, lo que des-pertó expectativas alcistas entre los inversores locales en bonos y acciones.

De todos modos, concretar la transacción que prepara el equipo de José Luis Machinea demora varios pasos entre gestiones legales, el anuncio formal, la promoción y el plazo a inversores para participar, que harían que a lo sumo se concrete a fin de mes. Incluso en el Ministerio de Economía todavía no hay ofertas de bancos para que la Argentina emita títulos en los mercados internacionales y si las hubiera, no hay apuro ni es intención del equipo económico salir rápidamente al mercado. Sí, claro, utilizar los fondos que dispone del blindaje.

De hecho, lo más importante en materia de financiamiento en el corto plazo pasa por los 3.600 millones de dólares que ingresarán la semana próxima al Tesoro nacional, de los cuales 2.900 millones corresponden a un nuevo desembolso del Fondo Monetario, y 700 millones a otra licitación de Letras del Tesoro el martes 9.

Hay cuatro operaciones de canje de deuda que está considerando concretar el gobierno. Son las siguientes:

Cambiar títulos en pesos y dólares como BOCON, FRB y Bonos del Tesoro por un nuevo bono que podría ser a 10 años. Sería el más probable de concretar en primer lugar. Sumarían
3.000 millones de dólares.

Canjear bonos en euros que vencen hasta el 2005 por uno a 7 o 10 años más. Es una opera-ción prácticamente cerrada con entidades que tienen en su poder esos papeles. Serían por el equivalente a 1.000 millones de dó-lares.

Los vencimientos de los bonos Global de hasta 5 años poder cambiarlos por un nuevo papel, que podría tener un plazo de 30 años.

Este año vencen 2.100 millones de dólares de Bonos-pagaré, en su mayor parte en poder de entidades financieras locales. Aquí también se ofrecería rein-vertirlos y colocarlos en un nuevo bono-pagaré.

Hay factores que están jugando a favor, más allá de la reducción de tasas en EE.UU., para el gobierno. Ayer se concretó la emisión de un título de deuda a 5 años de plazo a 10,25% anual por 1.500 millones de dólares. Los mercados de crédito estaban cerrados en los últimos 60 días para todos los países emergentes y que ya se haya producido una colocación, en este caso Brasil, reflejó el retorno de la confianza de los inversores extranjeros en la región.

A lo que sí está abocado el equipo económico es a programar el road show por Estados Unidos, Europa y Japón. El ministro Machinea tiene previsto partir en 8 días rumbo a Madrid, Londres y Nueva York. Será acompañado por el secretario Daniel Marx quien irá antes a Zurich y Francfort en tanto que el subsecretario de Financiamiento, Julio Dreizzen, hará presentaciones en Los Angeles, Minneapolis, Boston, Nueva York y Tokio.

Dejá tu comentario