Grupo dueño de Zara sale del rojo y revierte mayor pérdida de su historia

Economía

En el primer trimestre fiscal de este año ganó u$s512 millones. Y desde mayo hasta ahora, la facturación se ubicó por arriba de las cifras de 2019.

El gigante textil español Inditex, propietario de la cadena de tiendas Zara, registró ganancias por 512 millones de dólares en el primer trimestre de su periodo fiscal 2021 que cerró en abril. Fue básicamente gracias al desarrollo de las ventas online, que crecieron 67% en ese lapso, por encima del incremento general de ventas.

Este resultado le permitió revertir las inéditas pérdidas registradas en el mismo periodo del año pasado debido al confinamiento por la pandemia, cuando el grupo había registrado un resultado negativo de 498 millones de dólares.

Según los resultados anunciados ayer, el grupo facturó 5.967 millones de dólares entre febrero y abril, con un aumento de casi el 50% en sus ventas, en comparación con el mismo período del año pasado, cuando sus tiendas estuvieron cerradas durante seis semanas.

“Las ventas han crecido en todas las áreas geográficas y en cada una de las cadenas, en un entorno caracterizado por el hecho de no poder disponer aún del 24% del horario comercial (con el 16% de las tiendas cerradas aún al cierre del trimestre), y con otras restricciones de aforo”, indicó Inditex en un comunicado de prensa.

“A tipo de cambio constante, la cifra de ventas supone colocarse un 11,5% por debajo del mismo periodo en 2019”, es decir, en el periodo prepandemia, señaló el comunicado.

De todos modos, según un anticipo de resultados que corresponde a las ventas efectuadas entre mayo y los primeros días de junio, los ingresos a tipo de cambio constante se elevaron 105% contra el año pasado y otro 5% contra el mismo período de 2019, es decir antes de la pandemia.

El presidente de Inditex, Pablo Isla, destacó que “la diferenciación y transformación estratégica hacia un modelo de negocio totalmente integrado, digital y sostenible continúa dando resultados”.

En 2020, Inditex, que posee las marcas Zara, Berksha, Oysho, Stradivarius y Pull&Bear, registró una ganancia de 1.340 millones de dólares, con una caída de 70% contra todo 2019 debido a la pandemia.

Inditex impulsa un plan de ajuste para reducir costos, que incluye el cierre de sucursales físicas en varios países donde opera, que son unos 200. El mes pasado la compañía anunció que cerrará 56 locales en los próximos tres meses, y que alrededor de 475 empleados serán relocalizados.

En la Argentina, Zara mantiene sus 11 locales y alrededor de 800 empleados directos. En mayo de 2020 puso a funcionar su plataforma de venta online, que permite retirar luego en el local físico.

Dejá tu comentario