Al Campeonato le sobran candidatos

Edición Impresa

Normalmente, cuando los equipos grandes no están en la pelea por el título, se habla de la «mediocridad del fútbol argentino», algo que en realidad es cierto, ya que no abundan las figuras y cuando éstas aparecen son rápidamente vendidas al fútbol europeo y hasta mexicano, pero el torneo argentino sigue siendo uno de los más parejos del mundo.

Este Apertura tuvo 10 punteros a lo largo de las 10 fechas y muchas veces la punta estuvo compartida, no solamente en la primera fecha, donde hubo un solo empate y por consiguiente quedaron 9 punteros, tanto que el equipo que más tiempo la mantuvo en forma consecutiva fue Rosario Central que estuvo como líder las primeras 5 fechas del torneo, producto de cuatro victorias y un empate.

En la primera fecha quedaron punteros Banfield, Estudiantes, Godoy Cruz, Lanús, Newells, Rosario Central, San Lorenzo, Tigre y Vélez, pero en la segunda solo sobrevivieron en la cabeza de la tabla Estudiantes, Rosario Central y Vélez.

En la tercera empató Estudiantes y quedaron los otros dos y en la cuarta Rosario Central quedó como único puntero. En la quinta empató y lo volvió a alcanzar Estudiantes, que en la sexta quedó como único puntero y mantuvo esa condición en la séptima (única vez que se repitió un solo puntero). En la octava lo alcanzó Vélez y en la novena los pasó a los dos San Lorenzo. La décima terminó con Colón como único puntero y en la úndecima que comienza esta tarde puede volver a cambiar de dueño. Lo cierto es que Colón tiene 21 puntos y con 20 marchan Estudiantes, Banfield (el único invicto del torneo y que sin embargo solo fue puntero en la primera fecha) y Newells, con 19 San Lorenzo y Argentinos Juniors, con 18, Vélez y con 17 Independiente y Rosario Central y a 6 puntos (nada más que dos partidos) con 15 está Boca que marcha décimo.

Cualquiera puede ser el campeón y será justo, porque más allá de estilos futbolísticos, todos tienen sus méritos para llevarse el torneo. Un torneo que quizás no sea recordado como el anterior por la lucha de estilos, pero si lo será por la paridad de fuerzas y porque cualquiera puede ser campeón, algo que ya es costumbre, porque en el torneo anterior se definió en la última fecha entre Vélez y Huracán y en el Apertura 2008 hubo un triangular entre Boca, San Lorenzo y Tigre para determinar el título. Por eso la emoción tapa todas las limitaciones y el campeonato argentino sigue siendo de los más atractivos del mundo.

Dejá tu comentario