Jacoby: "Me gusta que me comparen con Raphael"

Edición Impresa

"Golosina caníbal", que realizó junto con Nacho Marciano, es el título de su debut vocal.

“Nunca había cantado en mi vida. A esta altura, lo sentía casi como una discapacidad”, dice a este diario Roberto Jacoby, quien a fines del año pasado lanzó su primer disco, “Golosina caníbal”, compuesto junto con Nacho Marciano. “Y ahora lo siento como algo natural, y me encanta cuando la gente que escucha el disco me dice que le recuerda a Raphael, uno de los grandes cantantes de la historia”.

Sociólogo, miembro de la generación del Di Tella, gurú del arte pop y hombre de la vanguardia en cualquiera de sus formas, Jacoby es famoso por los fans del rock nacional como el letrista de algunas de las mejores canciones del grupo Virus, incluyendo clásicos como “Wadu wadu”, “Pronta entrega”, “Hay que salir del agujero interior”, “Superficies de placer” y “Soy moderno, no fumo”, siendo este último tema el que quizá sintetiza como pocos, por razones obvias, la modernidad intelectual de Jacoby, que ahora también canta.

“Yo no estuve en la experiencia Chacra 99, pero ahí, hace 20 años, comenzó este proyecto”, comenta por su parte el músico y productor de “Golosina caníbal”, Nacho Marciano, líder del desaparecido grupo Ahora.

“Era un laboratorio interdisciplinario que hice junto a artistas, escritores y músicos como Leo García”, continúa Jacoby. “En ese marco escribí una serie de canciones que iban a conformar uno de sus primeros discos. Pero, por distintas cosas que no vienen al caso, aunque Leo García tocó en vivo los temas, nunca grabó ese disco. Luego hubo otras ideas para que escriba un disco de canciones para otro cantante, pero de nuevo quedó en la nada, y finalmente hace unos años mis canciones salieron en el disco ‘Tcame el rock’ donde participaron artistas como Nacho Marciano, Dacal o Sergio Pángaro. Como mis letras no habían formado parte de un disco desde la época de Virus, esa experiencia sirvió como precedente para que Nacho me convenciera de que era hora de que me olvide de los cantantes y empiece a cantar en un disco propio”.

“Golosina caníbal” incluye media docena de canciones sobre el tema del deseo, con tonos melancólicos y los toques típicamente irónicos que siempre caracterizaron a las letras de este autor y ahora cantante. “Nacho me dijo que yo podía cantar, y que se iba a ocupar de todo, así que me quedé tranquilo y no tuve ningún tipo de inseguridad”.

Pero claro, el proceso fue completamente distinto del de escribir para Virus: “En general, Federico Moura venía con un demo con la música, y yo iba adaptando mis letras, salvo cuando directamente trabajamos juntos. Yo no podía hacer nada con las letras, salvo hablarlas. Pero las palabras, si bien no tienen melodía, no son algo inerte, imprimen su propio ritmo, y Nacho trabajó a partir de eso para la música”.

“Mi tarea fue encontrar la música adecuada no sólo para las letras sino también para que Roberto las pueda cantar”, explica Marciano, quien también reveló algunos de sus secretos técnicos como productor que lograron que Jacoby supere su “discapacidad” para cantar. “Me negué a usar el Vocoder con el que todo el mundo puede cantar reggaetón, y en cambio me ocupé de componer música que se adaptara naturalmente a esas letras. En algunos momentos sólo apliqué como recurso tecnológico el Melodine, para ayudar a entonar, pero nada más”. Era imaginable que estas canciones, con desgarradores historias de amor no correspondido, eran perfectas para el histrionismo del flamante cantante. “Yo me pasé la década del 90 haciendo cursos de teatro y actuación, así que supongo que lo tengo incorporado y de alguna volqué ese histrionismo al cantar sin siquiera planteármelo”, dice.

El debut como cantante de Jacoby ante público tuvo lugar en noviembre en Madrid, en el Centro Cultural Reina Sofía. “No me dio nada de pánico escénico salir a cantar por primera vez, probablemente porque los espectadores eran casi todos gallegos y nos contrataron especialmente con Nacho. Nos llevaron y nos trataron más que bien”. Para la presentación formal de “Golosina caníbal” en Buenos Aires habrá que esperar hasta marzo: “Vamos a hacerlo en Milion, al estilo de los viejos café-concert. Ni por casualidad se me pasaría por la cabeza tratar de cantar temas de Virus en este show. Pero ojo, sorpresas seguro va a haber”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario