A rodar

Edición Impresa

Con la difusión ayer de los patentamientos de marzo, por parte de la asociación que agrupa a las concesionarias (ACARA), se confirma el derrumbe del mercado que retrocede a niveles del 2005, cuando la Argentina iniciaba la recuperación económica tras la crisis del 2002. Aquellos números eran alentadores porque se venía del “infierno”, como graficó el entonces presidente Néstor Kirchner, mientras que hoy son devastadores, porque se cae desde el paraíso. Un año atrás, el sector cerraba un trimestre récord y, en el comienzo de abril pasado, nada hacía pensar que en pocos días todo cambiaría. La fuerte devaluación de fines de ese mes hizo estragos. De mantenerse los pronósticos que, con euforia, se formulaban en aquella época, la Argentina se encaminaba a vender un millón de autos por primera vez en su historia. En cambio, ahora, en cada concesionaria, en cada fábrica, se reza por llegar al menos a la mitad. Es que poco más de 500.000 0 km es lo que podrían patentarse este año si la “tormenta”, de la que tanto habla el presidente, no aumenta a grado de ciclón. Con este panorama, el sector de está sufriendo una fuerte reconversión. Como advirtió Dante Álvarez, presidente de la entidad, las empresas estaban el año pasado en un proceso de inversión, apuntando a ese mercado soñado, y hoy están con “problemas de sustentabilidad grave”. (ver página 8)

Son numerosos los cambios de dueños en el sector de concesionarias. Desde allí explican que no se puede hablar de ventas porque, en la mayoría de los casos, el “comprador” no desembolsa dinero sino que toma posesión de determinada empresa. “Le dan la llave y le dicen, es toda tuya, hacete cargo de la deuda” ejemplificó un operado con larga trayectoria. Es que en la actualidad, todos los dealer están trabajando a pérdida y el pasivo (en unidades en stock y personal sobrante) en muy grande por lo que no se puede exigir un valor. Sólo pagan por los 0 km en inventario. El mercado está lleno de rumores. Por ejemplo, el de un importante grupo del sector (multimarca) que se está desprendiendo de varios locales para concentrar la actividad en su casa central. Otro, señala a una automotriz que, al discontinuar uno de sus modelos emblemáticos más un mercado en picada, no renovó la licencia a más de una docena de concesionarias con las que mantenía “diferencias”. De esta manera, al reducir las bocas de venta, fortalece a las concesionarias que quiere mantener. La demanda, así, se debe repartir entre menos empresas, una forma de compensarle la baja global de las operaciones. La pregunta es si, de mantenerse esta depresión económica, quedarán empresas a flote. Más en un momento en que las nuevas formas de comercialización, las operaciones online y las concesionarias virtuales, están golpeando la puerta.

Es bueno recurrir al misterioso Sr. 5, que suele tener buena información en la materia. Esta fuente habitual de este medio ve una luz al final del túnel. En realidad, se trata más de una juego estadístico que de una recuperación real. Es lógico que se tengan números tan negativos cuando se compara con un trimestre récord, como el del año pasado, pero, según sus cálculos, no hay mal que dure 100 años. Apelando a otra figura climatológica, que tanto gusta al Presidente – una especie de Chauncey Gardiner local – , en la primavera pueden florecer las buenas noticias. Estima que abril y mayo serán dos meses más de fuerte caídas (alrededor de 46%) y, a partir de entonces, se irán atenuando hasta llegar a septiembre en el que aventura un mercado de 51.000 unidades, lo que significará una suba modesta de poco más de 2%. Sería el primer crecimiento mensual interanual. Para octubre y noviembre, la suba que avizora es de 16% cada mes y 9% para diciembre. Con estos números se cerraría el año con una baja del año del 30%. En unidades, 537.000 vehículos (sin contar pesados). No es la panacea pero, al menos, cambiará el clima (perdón por otra alusión meteorológica) del sector.

Otro dato interesante que aportó el Sr. 5 no tiene que ver con las concesionarias sino con el ámbito fabril. En Ford está trabajando a buen ritmo para el lanzamiento del restyling de la pick-up Ranger. Ya se hicieron más de 20 prototipos (algunos se vieron por Nordelta). El lanzamiento se prevé para mitad de año.

Temas

Dejá tu comentario