Baja el agua y crece el temor

Edición Impresa

Las familias afectadas por el temporal de lluvia que azotó la localidad bonaerense de San Pedro comenzaron ayer a retornar a sus hogares para encarar las tareas de limpieza, mientras desde el municipio aseguraron que "les darán una solución a quienes lo perdieron todo".

El secretario de Gobierno local, Raúl Cheyllada, indicó que "hay al menos 10 casas totalmente comprometidas y hay otras 15 en riesgo potencial que hay que evaluar con cuidado, por eso vamos a crear un mecanismo para la restitución de las viviendas.

Son situaciones muy traumáticas en las que el Estado tiene que hacerse muy presente". 

El funcionario explicó que la prioridad todavía es asistir a los evacuados nutricional y sanitariamente y que, con el transcurso de los días, el foco se pondrá en la restitución de las viviendas con la ayuda de los recursos aportados por la Nación y la provincia.

Cheyllada informó que siguen siendo "entre 300 o 320" las personas asistidas entre evacuados y autoevacuados, aunque aclaró que "ésta es una cifra que no representa el total de los damnificados, que es muchísimo mayor".

Dejá tu comentario