Beneficios a pymes vencen el 31-D

Edición Impresa

El Título III de la Ley 27.264, que instrumentó el Programa de Recuperación Productiva, establece un régimen de fomento para las micro, pequeñas y medianas empresas (tramo 1) con una serie de beneficios fiscales que vencen el 31 de diciembre de este año.

El deterioro de la actividad económica de los últimos tiempos que rematan en las actuales "tormentas", en algunos sectores no permitió usufructuar los incentivos y en otros declinaron el interés. Prueba de ello es el porcentaje relativamente bajo de empresas que accedieron a calificar como micropymes, inscribiéndose en el registro respectivo.

La iniciativa no fue mala; es más, entusiasmó al principio, pero fue superada por la realidad económica que hoy muestras señales recesivas que son necesarias revertir, sin desconocer que hay segmentos a quienes beneficia la paridad del dólar.

El núcleo de la cuestión es que si el Gobierno mira con optimismo el futuro, es preciso que junto al Presupuesto y a las reformas tributarias consensuadas con los gobernadores, se impulse la continuidad de dicho título para que rinda sus efectos.

Al repasar los incentivos legislados se puede evaluar la efectividad de la medida.

Eliminación del Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta: Las pymes quedaron eximidas del pago. La eximición fue a partir del 1/1/2017, de manera que aventajó en dos años a la derogación dispuesta por el Título V de la ley del Régimen de Sinceramiento Fiscal, prevista para 2019.

Cómputo pleno del impuesto al cheque : Acaso la disposición más efectiva pues al final del período resulta neutro, pues se puede computar íntegramente contra la declaración anual de Ganancias o de sus anticipos, en tanto tenga impuesto determinado. Este cómputo en los casos de Mediana-tramo 1 sólo se admite el 50%.

Pago trimestral del IVA: Es una medida que busca otorgar una mayor fluidez de fondos pero, a su vez, demanda una mayor prudencia en la aplicación de éstos porque al cabo del período el responsable de IVA deberá depositar el impuesto de los tres meses juntos, ya sea que esas ventas o servicios se hayan o no cobrado. Por eso es esencial conocer bien la media de cobranza para evaluar la opción del beneficio, difícil en épocas en que se cortan algunas cadenas de pago. Por otra parte, transcurrido el primer trimestre la secuencia vuelve a ser mensual.

Pago a cuenta del 10% sobre inversiones productivas: Se restará del Impuesto a las Ganancias determinado en la declaración jurada, teniendo en cuenta los topes de ingresos y la definición de inversiones productivas que estipula la ley. Pero para ello es necesario que sucedan dos cosas: tener capacidad de inversión en bienes de capital e impuesto determinado para computar el pago a cuenta.

Bono de Crédito Fiscal : Generado por los créditos fiscales de IVA contenidos en las inversiones de bienes de capital y obras de infraestructura que a la fecha de vencimiento para la presentación de la declaración de Ganancias (sean personas jurídicas o humanas) y se compruebe que esos créditos fiscales conforman "saldo técnico", pueden convertir ese monto en un bono para cancelar obligaciones derivadas de tributos nacionales, incluso aduaneros. Es necesario haber invertido.

Estabilidad fiscal: Las mipymes no pueden ver incrementada su carga fiscal, lo que alcanza a todos los tributos: los impuestos directos, tasas y contribuciones impositivas. Este compromiso también vence el 31/12/18 y puede verse afectado por las próximas reformas a discutir con el Presupuesto.

Dejá tu comentario