8 de septiembre 2009 - 00:00

Binner apura reforma tributaria

Hermes Binner participó ayer de una entrevista junto al profesor Tomás Abraham, en la Ciudad de Buenos Aires.
Hermes Binner participó ayer de una entrevista junto al profesor Tomás Abraham, en la Ciudad de Buenos Aires.
Santa Fe - El gobernador Hermes Binner volvió a plantear la necesidad de una reforma tributaria en la provincia y aseguró que para eso es necesario que se sumen Córdoba y Buenos Aires. «Acá los empresarios no quieren pagar Ingresos Brutos, y la provincia se convierte en un paraíso fiscal. Pierden Córdoba y Buenos Aires por todo esto».

Asimismo, el socialista también se refirió a los 24 años de gobierno peronista que lo antecedieron. «Tienen una concepción política prebendaria, que nosotros no compartimos. Con esto se han desjerarquizado las organizaciones del Estado, y el Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial», subrayó.

De visita por Buenos Aires, el mandatario brindó una amplia entrevista en el Centro de Estudios Municipales y Provinciales (Cemupro) al profesor de filosofía Tomás Abraham, donde se ocupó de temas nacionales, provinciales e incluso sus inicios en la política en Rafaela y en la Facultad de Medicina. Fue ante una sala colmada de invitados entre los que se encontraban Rodolfo Terragno y el diputado nacional Roy Cortina.

Además, en medio del furioso debate planteado por la oposición en relación con la ley de radiodifusión propuesta por el Gobierno nacional, Binner le dio una buena noticia al Ejecutivo al indicar que «las elecciones no le quitan legalidad al Congreso», y respaldó de esta manera que el tratamiento de la ley se produzca antes del 10 de diciembre. En contradicción con el argumento de algunos dirigentes de la oposición, que se mostraron en desacuerdo con que el debate de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual se lleve a cabo antes de que asuman los diputados y senadores elegidos el 28 de junio pasado, el socialista se sumó a los avales del entrerriano Sergio Urribarri, el medocino Celso Jaque y el cordobés Juan Schiaretti. Mientras que el chubutense Mario Das Neves condiciona su apoyo.

No obstante, a pesar de este respaldo, Binner evaluó la situación general del país con una fuerte definición: «No es la iliquidez lo que preocupa. Las empresas invierten poco, pero no tienen deuda. Lo que hay es un gran atesoramiento. Esto no tiene que ver con la crisis económica, acá lo que hay es una crisis política, una crisis de confianza», dijo frente al auditorio de la asociación, fundada por el propio Binner.

De todas maneras, el mandatario evitó presentar un panorama pesimista: «Económicamente, la Argentina puede salir adelante. La FAO (la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) dice que en los próximos años se necesitarán 7.000 millones de toneladas de granos. Hoy se producen 3.500, y podemos llegar a producir más. Esto se soluciona con un shock de confianza, porque los productores no se animan a invertir por la falta de comprensión del Gobierno del problema del campo».

Dejá tu comentario