Brasil: crece la sombra de las FF. AA.

Edición Impresa

Río de Janeiro - Los gobiernos brasileños suelen llamar a las Fuerzas Armadas para ayudar cuando algo anda mal en el país, por lo que no sorprendió ver a soldados desplegados durante la huelga de camioneros que paralizó al país. La diferencia, esta vez, fue oír llamados a favor de una "intervención" militar.

Después de la sorpresa inicial ante la amplitud de la huelga -que contó con un amplio respaldo popular debido al descontento generalizado con la gestión del Gobierno-, el reflejo del presidente, Michel Temer, fue llamar a las Fuerzas Armadas para que escoltaran a los camiones que no adherían a la huelga y pudieran para atravesar los bloqueos. Pero lejos de estar molestos con la llegada de las tropas, muchos huelguistas los recibieron con pancartas clamando "¡Intervención militar ya!". La consigna equivale a pedir el retorno de la dictadura militar que gobernó Brasil de 1964 a 1985, o al menos un golpe de Estado seguido de nuevas elecciones. El llamado aparecía hasta ahora en actos de algunas corrientes de derecha en manifestaciones contra la corrupción, pero esta vez tomó protagonismo durante la huelga.

"Queremos una intervención militar, si es posible, para que se encargue del país", dijo Alexandre Bastos, de 43 años, que formó parte del bloqueo de una refinería en las afueras de Río de Janeiro. "Un llamado a la intervención no tiene nada que ver con la dictadura. Solo queremos que el Ejército intervenga en esta situación", agregó.

"Es un sentimiento que va creciendo en la población, que ve en los militares una solución para el problema nacional", dijo el general Augusto Heleno Ribeiro de Souza al diario Folha de S. Paulo. Pero el oficial, excomandante de la Misión de la ONU en Haití (Minustah), insistió en que las Fuerzas Armadas "no pretenden ni buscan" un golpe de Estado.

Sin embargo, destacó que el Brasil de la época de la dictadura es visto ahora como "un país más organizado, donde la gente tenía una vida mejor".

La creciente reputación de los militares es parte importante de la campaña presidencial del excapitán Jair Bolsonaro, uno de los favoritos para las elecciones de octubre.

Agencia AFP

Dejá tu comentario