Brasil subió la tasa al 10,75%

Edición Impresa

Río de Janeiro - El Banco Central de Brasil subió ayer la tasa de interés en medio punto hasta el 10,75%, con intención de frenar las presiones inflacionarias. Ésta fue la tercera alza consecutiva de las tasas desde abril, aunque fue de menor magnitud que las dos primeras, cuando se aplicaron sendas alzas del 0,75%.

En un comunicado, el organismo comandado por Henrique Meirelles argumentó que disminuyó el ritmo de endurecimiento de la política monetaria porque el riesgo de inflación se está «reduciendo» por «factores económicos internos y externos». Después de haber relajado la política monetaria a mínimos históricos, con los intereses estables en el 8,75% entre setiembre de 2009 y abril de 2010, el Banco Central comenzó una escalada en los últimos meses hasta el 10,75% actual.

Brasil es uno de los países que más rápido salió de la crisis y su economía creció a una tasa del 9% en el primer trimestre del año en comparación con el mismo período de 2009, una tasa inédita. El Gobierno de Lula da Silva calcula que cerrará el año con un crecimiento cercano al 6,5%, mientras que los analistas del mercado creen que el PBI pueda avanzar algo más del 7%. Este fuerte crecimiento, apoyado en gran medida en el voraz consumo interno, creó tensiones inflacionarias y llevó los precios a subir un 4,84% en los últimos doce meses.

Esta cifra supera ligeramente el centro de la meta del Gobierno (4,5%).

En los últimos meses, diversos indicadores están mostrando que la actividad económica y, en especial, la de la industria, ya se está desacelerando en comparación con el primer trimestre.

Agencia EFE

Dejá tu comentario