Brasil también decepcionó

Edición Impresa

La Copa América empezó con frío y sin goles. Brasil no aprendió la lección del partido inaugural de Argentina-Bolivia y subestimó a una selección venezolana que tuvo la virtud de nunca desarmarse.

El equipo de «Mano» Menezes intentó durante todo el partido, pero le faltó contundencia y chocaron con un seguro Renny Vega. El técnico reconoció que «Venezuela nos sorprendió achicándonos los espacios y bloqueando las subidas de los laterales».

La realidad es que Brasil nunca le encontró la vuelta al partido. Con tres delanteros, no tuvo desborde porque tanto Robinho como Neymar prefirieron hacer diagonales antes que atacar por afuera y Danny Alves nunca pudo superar a su marca.

Para el fútbol venezolano es un día histórico, porque es el primer empate que le saca a un Brasil que siempre lo goleaba y tiene un promedio de 5 goles por partido contra la vinotinto.

Tanto que desde Cuba, donde se está recuperando, el presidente Chávez twitteó: «Tiembla Brasil, se viene la vinotinto» y el técnico César Farías dijo: «No tenemos techo».

Menezes intentó con Fred y Elano cambiar las cosas, pero Venezuela siguió defendiéndose con orden y concentración y hasta se animó a contraatacar con Arango y Rondón.

Dejá tu comentario