Brizuela, más camarístico que jazzero

Edición Impresa

«Nos volveremos a ver. Clásicos de Bill Evans en guitarra argentina + cuerdas». Nicolás «Colacho» Brizuela. SMusic 771987-2.

El nombre de Nicolás «Colacho» Brizuela está íntimamente ligado al de Mercedes Sosa. Es que el artista rionajo fue, desde muy joven y durante 20 años, el guitarrista que la acompañó por los escenarios de todo el mundo y, en muchas oportunidades, el único respaldo instrumental para la voz de la Negra. Alejado de ella, Brizuela se acercó públicamente al tango e hizo dos discos y unas cuantas actuaciones, a dúo con el bandoneonista Rodolfo Mederos o como solista. Y ahora se deja ver en otra de sus facetas, la de músico de jazz.

Amante, conocedor y estudioso de la obra de Bill Evans, seleccionó varias de las composiciones del gran pianista, como «Song for Helen», «Only Child», «We will Meet Again» («Nos volveremos a ver», que da nombre al álbum), «My Bells», y otras. Trabajadas en un lenguaje camarístico que lo acerca más a la música clásica que al jazz tradicional, estas músicas fueron interpretadas en solos de guitarra, en dúos con el contrabajista Guillermo Delgado (excelentes «Show Type Tune» y «Waltz for Debbie») o con un cuarteto de cuerdas dirigido por el violonchelista Fernando Diéguez. El resultado es un disco extraño, tanto para quienes conocían la obra anterior de Brizuela, porque rompe en buena medida con su pasado, y para los seguidores del jazz más convencional, porque nada de eso hay en estas versiones. Como homenaje a «mi gran amiga Mercedes Sosa», Brizuela incluyó un tema propio, «Tempranamente», como introducción a «Very Early» de Evans.

Ricardo Salton

Dejá tu comentario