Burdon, el regreso de una leyenda

Edición Impresa

Eric Burdon, «When the river runs dry». ABKCO Records / Universal 89062.

Leyenda viviente del mejor rock, soul y funky blanco de las últimas décadas, Eric Burdon es un auténtico rebelde a cualquier edad, que incluso cuando fue convertido en miembro del Rock and Roll Hall of Fame siguió sin tomarse muy en serio el asunto, ni a sí mismo. Y eso que fue uno de los músicos esenciales de la British Invasion de principios de los 60 (sin dudas, el más influido por el soul negro) y luego un pionero del funky de los 70 uniendo al grupo afro War. Luego se cansó de la farándula del rock y se pasó los 80 y 90 grabando discos tan buenos como crudos y cuasi punks, con gente como Brian Auger o bandas rockabilly o de garaje que le cayeran bien en el momento. Sin un disco de estudio desde 2004, últimamente Burdon fue convocado por Bruce Springsteen para acompañarlo en sus giras, y evidentemente eso lo inspiró para hacer un disco en serio. Asi es que este «When the river runs dry» nos trae a un Burdon que ni se molesta en sonar moderno. La voz tiene todos los matices del Burdon de siempre (evidentemente la vida de juerguista irremidible no se contrapone con el mejor rhythm and blues), y cada tema no sólo suena conciso, directo y neto, si no que, además, las letras son formidables, como en sus mejores tiempos. Hay dos homenajes a Bo Diddley (el siempre subestimado pionero del rock & roll);, canciones autobiográficas como «Old habits die hard», y un blues irónico que podría incluirse en cualquier greatest hits: «Invitation to the White House» es una sátira de la era Obama, con Burdon convocado para aconsejar al Presidente, para luego despertarse y darse cuenta que era un sueño. Detrás de Burdon hay excelentes músicos, empezando por el genio moderno del Hammond, Red Young.

Diego Curubeto

Dejá tu comentario