Camioneros bloquea ahora supermercado en Córdoba

Edición Impresa

El sindicato de Camioneros bloqueaba ayer un centro de distribución de un supermercado de la provincia de Córdoba como parte de un conflicto por el encuadramiento del personal de esa actividad. El gremio advirtió que mantendrá la medida de fuerza y amenazó con provocar desabastecimiento. El conflicto, encabezado por Pablo Moyano, hijo de Hugo, el líder de la CGT disidente, replica el que se produjo semanas atrás en la firma mayorista Maxiconsumo.

En ambos casos hubo resoluciones del Ministerio de Trabajo que le atribuyeron la representatividad de los empleados al gremio de Comercio. Los supermercadistas de la provincia, en tanto, formalizaron ayer una denuncia penal contra el gremio. Los directivos del supermercado Cordiez, en donde se desarrolla el conflicto, avisaron que las cámaras frigoríficas del establecimiento "están abarrotadas de pescado y de mercadería perecedera que tendría que tirarse si no se consume hasta el miércoles (por mañana)".

El sindicato que lidera Hugo Moyano recibió en las últimas semanas tres reveses consecutivos por parte de la cartera laboral. En Maxiconsumo, la repartición nacional a cargo de Carlos Tomada, resolvió que el personal de logística debe reportar al gremio de Comercio, a contramano de normativas previas homologadas que les dieron esa representatividad a los camioneros. Luego se inclinó a favor del sindicato de tintoreros en una disputa con Moyano por los trabajadores de los lavaderos industriales. Y la semana pasada, Trabajo le dio la razón a la filial cordobesa de Comercio, en una resolución que se prevé tendrá incidencia a nivel nacional.

Afiliados del gremio de choferes encabezados por Pablo Moyano tomaron ayer la playa de estacionamiento del centro de distribución de Cordiez en avenida La Voz del Interior, camino al aeropuerto de Córdoba. "Hace unos meses, el sindicato de Camioneros de Córdoba firmó un acuerdo de traspaso de cuatro o cinco supermercados, que alcanza a 300 trabajadores de la parte de logística y el traspaso debía ser a partir del 1 de diciembre", sostuvo el número dos del gremio, quien alegó que ese entendimiento fue incumplido. Por la tarde, la Cámara de Supermercados de Córdoba denunció penalmente a la organización gremial por la medida de fuerza. "Estuvimos con la fiscal general de Córdoba (María Marta Cáceres de Bolatti) y con el ministro de Industria (Jorge Lawson), y les pedimos que solucionen esta situación que nos genera el bloqueo de nuestro centro de distribución", dijo el presidente de la entidad, Ricardo Brasca.

Dejá tu comentario