Campaña: K vs. avisos, opositores vs. fútbol

Edición Impresa

"¿Y Fútbol para Todos?". La respuesta fue coral: los acusados de gambetear la ley al hacer, antes del plazo legal, campaña electoral remitieron a la transmisión de los partidos de fútbol que tienen, como publicidad exclusiva, los cortes y mensajes oficiales en los que Cristina de Kirchner es un rostro más que repetido, inevitable.

"No tienen vergüenza" precisó Gerónimo "Momo" Venegas, jefe del gremio UATRE y del partido Fe, uno de los cuatro dirigentes que figuran en la denuncia que la semana pasada el PJ radicó en el juzgado electoral de María Romilda Servini de Cubría para denunciar que no respetan la prohibición de hacer campaña.

El planteo del peronismo -curiosamente, el escrito lleva la firma del apoderado Jorge Landau pero no del presidente a cargo del PJ, Daniel Scioli, quien sí fue notificado de la presentación- apunta a que por orden judicial se suspenda la emisión de avisos políticos en medios audiovisuales y se retiren los carteles en la vía pública.

En Casa Rosada entienden, incluso, que debió existir una intervención "de oficio" por parte de la Justicia porque la publicidad transgrede la Ley 26.571 que establece que no puede haber campaña electoral hasta 30 días antes del comicio, mientras que en lo referido a medios audiovisuales, fija un plazo menor: sólo 20 días antes.

La primera ráfaga alcanza, además de Venegas, a Francisco de Narváez, con su campaña "ella o vos", a Margarita Stolbizer del GEN y su "Todavía hay gente en quien confiar" y a Carlos Melconian, potencial candidato del PRO en la provincia de Buenos Aires, su "Hagamos equipo con Mauricio". Sin embargo, en círculos K, se da por hecho que se ampliará la denuncia a otros casos.

Reacción

La ofensiva del Gobierno, que dio a conocer ayer Ámbito Financiero, generó una reacción unívoca: todos los sectores de la oposición denunciados plantearon, a través de dirigentes o voceros, que resulta "irónico" que sea el oficialismo el que los acusa de hacer campaña cuando "Cristina vive en campaña permanente" y con "recursos públicos".

Los planteos fueron en varios frentes. Veamos: 

  • Fue recurrente la queja sobre el comportamiento del oficialismo en materia de publicidad. "Ellos son los que están en campaña permanente, derrochando los recursos públicos a través de la pauta oficial, en el ´Fútbol para todos´, las cadenas nacionales, las transmisiones de TC, el merchandising de Moreno, los afiches, etc.", dijo Venegas. "Hay publicidad oficial por doquier" aclaró el diputado del GEN Juan Carlos Juárez. El denarvaísmo y el macrismo, que optaron por el silencio, hicieron a través de voceros críticas similares. 

  • Otra cuestión se vinculó con que la cartelería, según dijeron Venegas, desde el GEN y el macrismo, no constituyen publicidad electoral porque, para unos, la publicidad en vía pública no está alcanzada por la ley mientras que para otros, como no se mencionan cargos ni candidaturas, no pueden interpretarse como actividad de campaña sino como procesos de "instalación" de dirigentes, tarea que esta semana justamente inició el intendente de San Isidro; Gustavo Posse. Al alcalde, que según informan en su cercanía, podría lanzar afiches en los que formalice su acercamiento a Mauricio Macri, seguramente el kirchnerismo lo incorporará en un eventual futura presentación ante Servini de Cubría.

  • Aparecen, con menos visibilidad, otras cuestiones. Una tiene que ver con una cuestión de fondo sobre lo que el denarvaísmo llama "libertad de expresión", en referencia al derecho de un dirigente a exponer sus ideas políticas a través de los medios que tenga a su alcanza. Apareció en esa discusión un antecedente que, dicen, podría inhibir a Servini de Cubría porque la jueza a cargo del expediente, protagonizó en los '90 un sonado caso de TV, en el programa de Tato Bores, donde se la acusó de "censura". El atajo del cómico fue cantar una tonada dedicada a la "la jueza Buruburubudía es lo más grande que hay".

  • Tanto el denarvaísmo como el macrismo pero en particular el primero tenía una pista sobre la avanzada del oficialismo al punto que hace días el apoderado del partido de Francisco De Narváez, Fernando Rosas, analiza la normativa para tener que, eventualmente, intervenir si avanza la causa judicial y, sobre todo, si la Justicia atiende el reclamo del peronismo de directamente ordenar que se suspendan todas las publicidades "políticas". Para la misma contingencia se prepara el macrismo. Ambos, sin embargo, prefieren la cautela y por eso ayer decidieron no hablar públicamente de la presentaciòn del PJ.
  • Dejá tu comentario