12 de junio 2013 - 00:00

Campo no venderá granos ni hacienda por cinco días

El titular de Coninagro, Carlos Garetto, su par de CRA, Rubén Ferrero, el vicepresidente de FAA, Julio Currás y el presidente de La Rural, Luis Miguel Etchevehere, ayer durante el anuncio del paro contra el Gobierno.
El titular de Coninagro, Carlos Garetto, su par de CRA, Rubén Ferrero, el vicepresidente de FAA, Julio Currás y el presidente de La Rural, Luis Miguel Etchevehere, ayer durante el anuncio del paro contra el Gobierno.
El campo lanzó un nuevo paro contra el Gobierno que consistirá en un cese de comercialización de granos y hacienda a partir de la cero hora del sábado hasta el miércoles a la medianoche. La medida de fuerza fue anunciada por la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA) en la sede porteña de la Federación Agraria Argentina.

En una conferencia de prensa los cuatro dirigentes que conforman la CEEA: el titular de Condederaciones Rurales Argentinas (CRA), Rubén Ferrero; su par de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luis Miguel Etchevehere; el líder de Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), Carlos Garetto; y el vicepresidente de la Federación Agraria Argentina, Julio Currás, fueron los encargados de dar a conocer los detalles del paro que se extenderá por cinco días y no incluirá los productos perecederos.

Los dirigentes aseguraron que tomaron la medida debido a la crisis por la que atraviesa el sector y ante la negativa de Cristina de Kirchner de recibirlos en audiencia y denunciaron que fue "el Gobierno el que cortó el diálogo". "Decidimos pasar de las propuestas a las protestas", indicaron los ruralistas y calificaron de "provocación" las declaraciones de la jefa de Estado cuando dijo: "sabemos lo que están haciendo" en referencia a la actitud de los productores de no vender granos para evitar el ingreso de divisas.

Además se quejaron por "la brecha de precios que existe entre la producción primaria y los artículos al consumidor, que en algunos casos llega del 300% al 1.200%".

Los entidades del campo afirmaron que los reclamos del sector son "ignorados" por el Gobierno a pesar de que éste aportó a las arcas del Estado casi u$s 70 mil millones durante la última década y se quejaron por "la brecha de precios que existe entre la producción primaria y los artículos al consumidor".

"Luego de realizar 9 asambleas por el interior, de escuchar los distintos problemas de los productores decidimos esclarecer a la sociedad sobre los precios que recibe el productor y lo que paga el consumidor. Además le pedimos una audiencia a la Presidente pero no tuvimos respuesta. Por eso ahora lanzamos esta protesta que no va a generar ningún desabastecimento", dijo anoche a este diario Rubén Ferrero. Y agregó: "Si no hay un llamado al diálogo desde el Gobierno el plan de protesta va a continuar. De hecho, hoy hablé con productores de Mendoza que quieren organizar una movilización para el 28 de este mes".

Algunos de los problemas que según los dirigentes complican al sector son: la intervención del Gobierno en los mercados (tanto granarios como de carne), los altos costos para producir, la inflación, etc.

Dejá tu comentario