Cobismo alquila hoy Comité Nacional para lanzar la interna

Edición Impresa

El regreso de Julio Cobos hoy al Comité Nacional del radicalismo, con la excusa de la presentación de un libro, quedó envuelto ya en las pujas por la interna partidaria. Ayer, un comité promotor de la candidatura presidencial del vicepresidente anunció el evento con un texto que no deja dudas: «Como un mensaje muy fuerte hacia el interior del radicalismo, luego del pedido que le formuló en persona Raúl Alfonsín antes de morir y de la invitación del entonces presidente del partido, Gerardo Morales, a participar de la Convención Nacional, Julio Cobos volverá este martes 6 de julio (hoy) a la sede del Comité Nacional para presentar el libro sobre historia del radicalismo del historiador Diego Barovero, que además lleva su prólogo».

Fueron dos golpes a la interna radical al mismo tiempo. Al regreso, el cobismo quiere darle un tono casi épico; exagerado si se toma en cuenta que el vicepresidente ni siquiera volvió a ser afiliado a la UCR aún, debido a que se mantiene en el cargo que le valió la expulsión partidaria.

Y aunque no tenga el aval de Elisa Carrió, que lo quiere lejos de la sede radical, sí podrá ingresar de la mano del presidente de la Convención Nacional, Hipólito Solari Yrigoyen, convertido en cobista reconciliador.

Irritación no faltará: «Estamos dejando claramente expresado que Julio Cobos es candidato a presidente de la UCR y sólo desde la UCR», decían ayer sus promotores.

Y también la ratificación de que no habrá otra posibilidad de dirimir candidaturas que no sea en una interna: «Es saludable que la UCR ofrezca a la sociedad argentina dos propuestas y dos candidatos de la talla de Cobos y Ricardo Alfonsín, y es valioso y positivo para el sistema democrático que se diriman las candidaturas en la interna abierta prevista para el 14 de agosto de 2011», dijeron ayer los cobistas.

Alfonsín, por el contrario, viene insistiendo desde que les ganó a los cobistas la interna de la provincia de Buenos Aires, que todas las candidaturas deben solucionarse en elecciones, pero que la fórmula presidencial debe salir por consenso. El vicepresidente llegará al edificio de Alsina y Entre Ríos a las 18.30, poco después de que el radicalismo termine con la segunda cumbre con el resto de los bloques de la oposición para ratificar el acuerdo en el Congreso con Carrió, el macrismo y los socialistas.

Como el evento fue organizado por la Convención Nacional, la sede del comité será utilizada casi como un salón de eventos, pero sin presencias masivas de la mesa de conducción, que en gran parte apoya la candidatura de Alfonsín. Como dueño de casa estará Ernesto Sanz, pero no asistirán ni Gerardo Morales ni, obviamente, Alfonsín.

Casi como un regalo para la ocasión, el senador catamarqueño Oscar Castillo lanzó un dardo desde su provincia: no quiere a Alfonsín de candidato porque considera que «le falta experiencia.

Dejá tu comentario