Condena de un año de cárcel a Berlusconi

Edición Impresa

TM Roma - En plena crisis política italiana, el exprimer ministro Silvio Berlusconi fue condenado ayer a un año de cárcel por un tribunal de Milán (que no deberá cumplir) por violación del secreto de sumario en la instrucción del caso Unipol, al publicar ilegalmente escuchas telefónicas en el diario Il Giornale, propiedad de su hermano Paolo, quien recibió una sentencia de 25 meses.

La resolución de ayer es una de las tres sentencias que Berlusconi esperaba estos días, ya que el día 18 se fallará el llamado "caso Ruby", en el que está acusado de abuso de poder e incitación a la prostitución de menores, y el 23 llegará la sentencia del caso Mediaset, en el que está enjuiciado por fraude fiscal.

Los jueces de la sección cuarta del tribunal de Milán consideraron a los hermanos Berlusconi culpables de violar un secreto de sumario por la difusión de una escucha de procedencia ilícita en el diario Il Giornale en 2005.

En este contexto, el líder de centroizquierda, Pier Luigi Bersani, delineó su plataforma para "un Gobierno de cambio" que pretende presentar ante el presidente Giorgio Napolitano, luego de que, tras las elecciones, no surgiera un claro ganador. La plataforma consta de ocho puntos 'esenciales' que coinciden, en líneas generales, con la proclama del Movimiento 5 Estrellas (M5S) del comediante Beppe Grillo, quien atrajo un enorme voto de protesta para convertirse en el partido mayoritario en la Cámara (aunque sin aliados).

La noticia de la condena a los hermanos Berlusconi vino a enturbiar más un proceso mediante el que buscan evitar el llamado a nuevas elecciones.

Il Giornale publicó una conversación entre el presidente de la aseguradora Unipol, Giovanni Consorte, y el entonces líder del partido Demócrata de Izquierda (DS) y actual alcalde de Turín, Piero Fassino, sobre el supuesto intento de ambos de hacerse con el control de la Banca Nazionale del Lavoro (BNL). Dicha grabación estaba aún en manos de la Policía y de la empresa Research Control System (RSC), que se encargaba de realizar las escuchas. Según los fiscales, el director de RSC, Roberto Raffaelli, ofreció la cinta a los hermanos Berlusconi en la residencia que tiene el exprimer ministro en Arcore, cerca de Milán, con el fin de perjudicar a Fassino, entonces el principal adversario político de Berlusconi, y a quien ahora los acusados deberán indemnizar provisionalmente con 80.000 euros, además de hacerse cargo de los costos del proceso. Ni Berlusconi ni su hermano irán a la cárcel ya que es necesario que las condenas sean definitivas para el ingreso en prisión y que las penas sean superiores a los dos años de reclusión.


Agencias EFE, ANSA y DPA

Dejá tu comentario