Contagio riesgoso: puja también en provincias por el 82% móvil

Edición Impresa

Como un efecto indeseado se trasladó al interior el debate en torno de la restitución del 82% móvil también para las jubilaciones provinciales, especialmente en aquellos distritos que no transfirieron sus cajas previsionales a la órbita del Estado nacional.

Y también, como sucede en la pelea que se da por estos días en el Congreso, los gobernadores ya anticiparon que si las legislaturas locales avanzan en ese sentido vetarán la norma para evitar un desfinanciamiento de las cajas.

Hay, en cambio, otras provincias -como Catamarca, Mendoza, Tucumán y Río Negro, que sí dieron el pase de los activos y pasivos a la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) en 1995- donde la discusión gira en torno de la presión de los propios mandatarios para activar un mecanismo propio de pago de la movilidad a cambio de un reembolso por parte del Gobierno nacional.

Pero en síntesis, todos los casos tienen idéntico argumento político: instalar el debate en pos o en detrimento -según el caso- de los intereses electoralistas que ya asoman de cara a 2011, mientras crece en simultáneo la presión de los sindicatos y de las organizaciones de jubilados para que se restituya la movilidad. Veamos:

  • La semana pasada, por caso, el gobernador de Mendoza, el peronista Celso Jaque, salió a retrucar los argumentos de Julio Cobos a favor de la discusión nacional por el 82% móvil.

    El kirchnerista dijo que no era cierto que en esa provincia se pagara el beneficio a todos los jubilados, tal como la había asegurado el vicepresidente y ex gobernador cuyano.

    La realidad es que Mendoza lo paga a docentes y judiciales, y desde hace varios meses los distintos gremios estatales vienen presionando para que se extienda la compensación a todos los jubilados de la provincia.

  • Por su parte, el santafesino socialista Hermes Binner se metió en la arena de la discusión nacional (el socialista apoya el proyecto en ese sentido del senador Rubén Giustiniani) y cruzó al ministro de Economía, Amado Boudou. «Podemos decir que hemos aplicado el 82% móvil en la provincia», dijo y agregó que en su distrito «los jubilados no ganan 800 pesos como ganaban antes. Tienen el 82%, que va modificándose con los salarios». Esa compensación se hace con fondos propios.

    Santa Fe, al igual que Córdoba y otras 13, tiene una de las cajas no transferidas al Estado Nacional durante la gestión de Domingo Cavallo en el Ministerio de Economía. Una de las cláusulas de ese convenio establece que, para equiparar aquellas provincias que no transfirieron su Caja con las que sí lo hicieron, el Estado Nacional se compromete al financiamiento del déficit.

    Las Cajas transferidas son las de Ciudad de Buenos Aires, Catamarca, Jujuy, La Rioja, Mendoza, Río Negro, Salta, San Juan, San Luis, Santiago del Estero y Tucumán.

    Sin embargo, los atrasos en el pago de esas compensaciones vienen generando graves conflictos que incluso derivaron en demandas ante la Corte Suprema de Justicia.

    «Desde el Gobierno nacional niegan la existencia de un acuerdo entre todas aquellas provincias que no han transferido sus cajas de jubilaciones, como en el caso de Santa Fe, y por lo tanto no recibimos los aportes que están asignados de acuerdo con los convenios», lanzó Binner.

  • En el otro extremo, en Corrientes, el gobernador radical Ricardo Colombi enfrenta por estos días un fuerte embate de la oposición local -representada mayormente por el justicialismo- que está dispuesta a avanzar con un proyecto de ley para ajustar las pensiones y jubilaciones provinciales al 82% móvil y otorgar una sustancial mejora en la liquidación del haber inicial.

    Colombi, como el Gobierno nacional, no tiene mayoría legislativa en ninguna de las dos cámaras. Esa desventaja hace prever que la oposición avanzará con el proyecto, aunque el mandatario ya anticipó que vetará la norma para evitar un peligroso desequilibrio de la caja correntina. La norma cuenta ya con media sanción del Senado y la semana pasada fracasó un intento de Diputados por avanzar en idéntico sentido.

  • En tanto, en La Pampa, el gobernador justicialista Oscar Jorge anunció el envío a la Legislatura del proyecto de ley que prevé la modificación del sistema jubilatorio, cuyos puntos más importantes son la nueva base de diez años para la determinación del haber y la edad de jubilación para la mujer.

    «Lo hemos conversado con los diputados y esperemos que Nación lo adecue con la ANSES para el financiamiento que generará el déficit en el sistema y continuaremos con el 82 % móvil de la jubilación vigente», reclamó.

  • En Catamarca, por su parte, el radical Eduardo Brizuela del Moral sorprendió hace tres años al anunciar que pagaría el 82% móvil a los jubilados de esa provincia que fueron transferidos al orden nacional. Desde entonces, el gobernador viene bregando para que el Gobierno nacional le reembolse esos pagos, algo que la Casa Rosada le niega.

  • Por último, en Río Negro el gobernador radical K, Miguel Saiz, envió el año pasado a la Legislatura un proyecto de ley por el que se ratificaba el Acta Complementaria al Convenio de Transferencia del Sistema de Previsión Social a la Nación, y establecía que la provincia continuará con las gestiones necesarias para que la Anses haga extensiva la aplicación del 82% móvil a todos los agentes públicos provinciales que en la actualidad perciban beneficios previsionales de dicho organismo, y a los que en el futuro accedan a él.
  • Dejá tu comentario