1 de abril 2013 - 00:00

Corea del Norte amenaza a bases de EE.UU.

El líder norcoreano, Kim Jong-un, durante un desfile militar en Pyongyang, el viernes pasado.
El líder norcoreano, Kim Jong-un, durante un desfile militar en Pyongyang, el viernes pasado.
Tokio y Seúl - El líder norcoreano, Kim Jong-un, amenazó con reforzar el arsenal nuclear del país en una nueva escalada de su discurso belicista, al abrir ayer la reunión plenaria del Comité Central del Partido de los Trabajadores.

Según la agencia oficial KCNA, el régimen comunista mejorará el arsenal atómico "cualitativamente y cuantitativamente" para enfrentar lo que llamó "amenazas" de Washington y mientras que el diario del Partido de los Trabajadores Rodong Sinmun advirtió que el país está dispuesto a atacar bases militares norteamericanas en Japón, en caso de una guerra en la península. Kim, según el informe, prometió promover la construcción económica y desarrollo de las fuerzas nucleares "simultáneamente", asegurando que Corea del Norte lanzará otros "satélites" al espacio, lo que, según las potencias occidentales, encubre el desarrollo misilístico del país.

La reunión plenaria del Comité Central es la primera en su tipo desde septiembre de 2010. Hoy, en cambio, será el turno de la Asamblea Suprema del Pueblo, el parlamento convocado en el primer aniversario (el 11 de abril) de la designación de Kim Jong-un al cargo de primer secretario del partido.

Estados Unidos envió a Corea del Sur aviones F-22 que arribaron a las bases norteamericanas emplazadas en la península, reportó Wall Street Journal. El diario, en base a fuentes del Departamento de Defensa, sostuvo que se trata de una "última demostración" de Estados Unidos sobre la "avanzada capacidad militar como medio para desalentar las provocaciones de Corea del Norte".

La amenaza contra las bases estadounidenses de Misawa (prefectura de Aomori), Yokosuka (prefectura de Kanagawa) y de Okinawa, todas ellas en Japón, se conoció al día siguiente del anuncio de Pyongyang del ingreso al "estado de guerra" con Corea del Sur, unida a la perspectiva de "guerra nuclear" si Seúl y Washington impulsan acciones militares en su contra.

La determinación de tener relaciones "bélicas" con el vecino fue tomada por Pyongyang después de que Washington realizó el jueves bombardeos furtivos B-2 sobre Corea del Sur, en el marco de maniobras militares conjuntas. Los marines surcoreanos y norteamericanos compartirán en abril un ciclo de maniobras anuales, divididas en cuatro fases, durante 30 días, informó la agencia Yonhap. La fuente destacó que el objetivo es "afinar las capacidades en las operaciones de desembarco y tácticas, y de maniobras de las unidades mecanizadas".

Agencias ANSA, EFE, Reuters y DPA, y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario